Consejeros escolares

Consejeros escolares

Read this article in English(School Counselors)

Supongamos que estás harto de que te acose otro niño en el colegio; ¿quién no lo estaría?

O tal vez tu problema consista en que estás a punto de ir a un centro de primer ciclo de secundaria y estás nervioso porque te van bastante mal las matemáticas.

Quizás te acabas de enterar de que tus padres están a punto de divorciarse o tu perro acaba de morir, y estás tan alterado que no te puedes concentrar en los deberes escolares. Tienes la sensación de que necesitas hablar con alguien sobre todo lo que te está ocurriendo. Una persona estupenda con la que podrías compartir tus preocupaciones y sentimientos es tu consejero escolar.

Los consejeros escolares ayudan a afrontar los problemas

Consejeros escolaresAñade los consejeros escolares a la lista de personas a las que acudir cuando necesitas ayuda. Saben escuchar y pueden ayudar a los niños que atraviesan situaciones complicadas en sus vidas. Los consejeros escolares tienen una formación especial para ayudar a los niños a resolver sus problemas, a tomar decisiones y a defenderse solos.

Esto no significa que tu consejero tenga una varita mágica que hará desaparecer tu problema. Pero sí que te ayudará a afrontarlo. Afrontar es una palabra que es muy importante conocer. A veces, los niños y los adultos tienen problemas complicados. Afrontar significa intentar manejar esos problemas y mejorar las cosas.

Tu consejero escolar está dispuesto a escucharte y quiere que tu experiencia escolar sea lo más positiva posible. La función de un consejero es tomarse en serio tu problema y ayudarte a encontrar una solución. Al consejero también le interesa ayudarte a aprender al máximo en clase, que seas un miembro activo de la comunidad escolar y que tengas un influjo positivo sobre el medio escolar.

Si alguien te está acosando, por ejemplo, el consejero hablará contigo al respecto y te dará algunas ideas y estrategias sobre cómo tratar al acosador. Es posible que el consejero también hable con el acosador e incluso con otros niños que presenciaron los acosos. También podría hablar con tu profesor y tus padres sobre el problema. Aunque pueda resultar algo incómodo, el hecho de afrontar el problema e intentar corregirlo es mejor que seguir viviendo con una situación tan delicada. Poder contar con un consejero escolar significa que no tendrás que afrontar problemas escolares difíciles tú solo.

¿Qué tengo que hacer si necesito a un consejero?

Es posible que el consejero de tu centro de estudios haga una visita a tu clase o hable en una asamblea escolar para informar a los alumnos de que podéis acudir a él. Algunos centros de estudios tienen un apartado en sus páginas de Internet sobre qué hace el consejero escolar y cómo solicitar una cita con él. Es bueno que sepas qué función desempeñan los consejeros escolares, aunque ahora no necesites ayuda.

Si no tienes claro cómo puedes contactar con el consejero escolar, pregúntaselo a tu profesor, a tus padres o una de las personas que trabajen en la secretaría de tu centro de estudios. Si tu centro dispone de más de un consejero escolar, es posible que te asignen determinado consejero en función del curso que hagas o de la inicial de tu primer apellido.

Por norma general, los consejeros se reúnen con los alumnos en:

¿Cómo será la cita con el consejero?

El tipo de citas más habituales con un consejero escolar son las de carácter privado. A la cita podrías asistir tu solo, o podrían estar presentes otros alumnos, tu profesor y/o tus padres. Los consejeros suelen tener despachos donde podrás sentarte y dialogar con ellos.

No te preocupes por no saber exactamente qué es lo que te incomoda o molesta cuando hables con tu consejero. Es posible que solo te encuentres extraño o que no rindas en los estudios tanto como antes; con eso bastará. El consejero intentará que te hagas una idea de lo que te está ocurriendo. Cuando lo consiga, te propondrá ideas para mejorar las cosas. A veces eso implicará contar con la colaboración de otras personas (tutores, especialistas en aprendizaje o terapeutas) que podrán ofrecerte la ayuda que necesitas.

¿Guardará el consejero un secreto?

Es importante que sepas que, si tienes una cita con un consejero, vuestra conversación será confidencial. El consejero no va a cotillear sobre tus asuntos personales por todo el colegio. No obstante, habrá algunos casos excepcionales en que el consejero deberá saltarse la norma de la confidencialidad: si piensa que tú o alguna otra persona corre el riesgo de sufrir lesiones. Pero, incluso en esos casos, el consejero compartirá la información solamente con las personas que necesiten conocerla.

¿Pensarán los demás niños que soy un niño problemático?

La cita con tu consejero puede ocurrir en el horario de clases, momento en que tus compañeros podrán percatarse de tu falta. Lo que elijas decirles al respecto es una decisión completamente tuya. Puedes decirles que tienes una cita y ya está, pero también puedes explicarles que el hecho de que vayas a ver al consejero escolar no significa que seas un niño problemático.

Si te preocupa qué decir sobre la cita, coméntaselo al consejero. Podrá ayudarte a practicar qué decir si alguien te lo pregunta. Si preferirías no faltar a clase, pregunta al consejero sobre si podríais hablar antes de las clases, a la hora del recreo o de la comida, en las sesiones de estudio o después de las clases.

A veces, un consejero puede convocar a algún alumno porque ha hecho algo malo, como insultar a alguien o romper algo deliberadamente. Pero es distinto cuando solicitas hablar con el consejero porque necesitas que te ayude con determinado problema. No eres un niño problemático solo porque necesites ayuda.

¿Qué otras cosas hacen los consejeros escolares?

Aparte de ayudar a los niños a solucionar sus problemas, los consejeros escolares también ayudan a los niños a aprender sobre:

En algunos centros de estudios, los consejeros ofrecen programas para padres e hijos o solo para padres. Estos pueden tratar sobre cuestiones como la transición al centro de secundaria obligatoria o cómo mantenerse alejado de las drogas y el alcohol.

En la actualidad la tarea de un consejero difiere notablemente de la que desempeñaba hace cincuenta años, momento en que a un consejero le preocupaba principalmente que los alumnos asistieran a las clases que necesitaban. Hoy en día, a los a consejeros escolares se les pide que ayuden a los alumnos en un sentido mucho más amplio. Ayudan a los alumnos a afrontar prácticamente cualquier problema que podría interponerse en la senda del aprendizaje, los guían hacia futuros productivos e intentan crear un entorno escolar positivo para todo el mundo. O sea que, si necesitas los consejos de un consejero, ¡solo tienes que pedirlos!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: noviembre de 2008





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Related Articles
Cómo lidiar con la presión de grupo Oye! TODOS vamos a faltar a la clase de matemáticas! ¿Quién quiere hacer ese examen? En vez de ir a la clase, nos vamos a dar un paseo y almorzar. Ven con nosotros!, te dice el chico de la escuela con quien te estás muriendo por hacer amistad. ¿Vas a hacer lo correcto, asistirás a la clase de matemáticas y harás el examen? ¿O, te rindes y vas con ellos?
Tienes un examen: ¡Qué nervios! Hoy tienes un examen muy importante en el colegio y te encuentras fatal. Te duele el estómago y la cabeza. Tal vez tengas los músculos tensos, te tiemblen las manos o estés sudando. Sabes que no te ha picado el bichito de la gripe, pero es posible que tengas lo que coloquialmente se conoce como "nervios", y, más correctamente, ansiedad ante los exámenes.
Qué hacer si no te gusta la escuela La escuela es parte de la vida y tener una educación puede ayudarte a construir el tipo de futuro que quieres en ella. Así que hablemos sobre la escuela y lo que puedes hacer cuando sientas que no te gusta.
La historia del estrés Probablemente habrás oído decir a la gente: "Buf, estoy completamente estresado" o "Esto me está estresando mucho". Tal vez oigas a los adultos decir ese tipo de cosas constantemente. Pero los niños también tienen un montón de cosas en sus vidas que les pueden provocar estrés.
Ayuda con la tarea Está claro que la tarea es importante, pero ¿cómo puedes terminarla?
Llevarse bien con los profesores Es innegable, llevarte bien con tu profesor o profesora es una buena cosa porque hace que el tiempo que pasas en clase te resulte más agradable.
Y sí, también está bien llevarse bien con los profesores porque, en general, es bueno aprender a relacionarse con los distintos tipos de personas con que nos toparemos a lo largo de nuestras vidas.
Afrontar la ira Todo el mundo se enoja. Tal vez tú pierdes los nervios o "explotas". La ira puede incluso ser algo bueno: cuando se trata injustamente a los niños, la ira puede ayudarles a defenderse. Lo difícil es saber qué hacer con esos fuertes sentimientos.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter