Si mi hijo tiene asma, ¿podemos seguir teniendo un animal en casa?

Si mi hijo tiene asma, ¿podemos seguir teniendo un animal en casa?

(If My Child Has Asthma, Can We Keep Our Pet?)

Sólo en torno al 10% de la población general es alérgica a los animales domésticos, pero por lo menos el 30% de las personas con asma son alérgicas a los animales. O sea que, si su hijo tiene asma, es una buena idea considerar la posibilidad de que su mascota pueda estar produciendo alergenos que desencadenan los síntomas asmáticos de su hijo.

Contrariamente a la creencia popular, el pelo del animal probablemente no es el culpable. Sin embargo, la caspa (escamas de piel), la saliva, la orina y las plumas de los animales pueden provocar reacciones alérgicas. A pesar de que el pelo de los animales, en sí mismo, no representa ningún problema, puede acumular ácaros del polvo, polen, moho y otros alergenos. Y cualquier animal que vive en una jaula (como los pájaros o los gerbos y los hámsteres) produce excrementos que pueden atraer al moho y a los ácaros del polvo.

Es posible que haya oído que ciertas razas de perros y gatos, particularmente las que no cambian el pelo, no pueden desencadenar el asma, pero todos los animales de sangre caliente producen estos alergenos y, por lo tanto, pueden provocar reacciones alérgicas.

Si usted se ha planteado la posibilidad de que su hijo sea alérgico al animal que tienen en casa, podría ser una buena idea que le hicieran pruebas de alergia. Si resulta que su hijo es alérgico a su mascota, usted deberá decidir si quieren conservar el animal o buscarle un nuevo hogar. Lo mejor es sacar al animal de casa, aunque no suele ser la solución más fácil ni la que hace más feliz a la familia. Su hijo, sus hermanos, en caso de que tenga, e incluso los miembros adultos de la familia pueden pasarlo muy mal si se toma esta decisión.

En algunos casos, el pediatra de su hijo considerará que pueden conservar el animal en casa si el niño se medica para la alergia, bien sea por vía oral o mediante inyecciones. Si usted elige esta opción, también deberá tomar medidas para limitar la exposición de su hijo al animal, por ejemplo, no permitir que éste entre en la habitación y en las áreas de juego del niño. Por mucho que le cueste, también deberá intentar enseñar a su hijo que no abrace o bese a su mascota. También tendrá que quitar el polvo y pasar la aspiradora regularmente, así como evitar las moquetas y alfombras, sobre todo en la habitación de su hijo.

Lamentablemente, es posible que estas medidas no basten - puesto que los alergenos que producen los animales son aerotransportados (se transmiten por el aire), los sistemas de calefacción y de ventilación los dispersan por toda la casa, incluso aunque la mascota se confine a una sola habitación. Es posible que el hecho de dejar al animal en el patio sin permitirle entrar en el interior de la casa tampoco sea una solución total, puesto que parte de los alergenos entrarán en casa a través de la ropa.

Si decide conservar al animal en casa, también podría ser una buena idea:

Si tienen un pájaro, gerbo, hámster u otro animal pequeño en una jaula, coloque esta última en una habitación que no sea la de su hijo. Asegúrese de que el animal no sale de su jaula y límpiela diariamente - sin que le ayude su hijo. En el caso de que haya algún animal enjaulado en la clase de su hijo, también convendría que informara al profesor del niño sobre su alergia.

Si decide buscarle al animal un nuevo hogar, asegúrese de hablar con su hijo sobre sus sentimientos. Asegúrele a su hijo que no es por su "culpa" - y evite que sus hermanos le echen las culpas. Tener que desprenderse de una mascota, aunque vaya a estar bien cuidada en otra casa, puede ser muy duro para todos los miembros de la familia.

También debe recordar que, incluso aunque saque de casa al animal, es posible que no perciba ninguna mejoría en los síntomas asmáticos de su hijo durante un tiempo. Cuando un animal abandona una casa, puede costar hasta 6 meses reducir los niveles de alergenos a los propios de una casa sin mascotas. Aunque se desprendan del animal, es posible que su hijo siga necesitando la medicación contra el asma y/o la alergia que utilizaba antes.

Cuando inviten a su hijo a una casa donde haya un animal doméstico, deberá tomarse el medicamento que le haya recetado el pediatra para la alergia antes de ir y (como siempre) deberá llevar encima el medicamento "de rescate" (de alivio inmediato) por si presentara una crisis.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de la revisión: octubre de 2010





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Articles
Asma El asma es una afección crónica de los pulmones que provoca la inflamación de las vías aéreas (los conductos que transportan el aire hacia el interior y el exterior de los pulmones).
Asma causada por alergias El asma causada por alergias es un tipo de asma común en los niños. En estos niños, los síntomas de asma son causados por reacciones alérgicas a, por ejemplo, ácaros, polen o polvillo proveniente de los animales.
Ataque de asma El momento en el que los síntomas del asma, como el resuello, la tos o la falta de aire, se agravan, se vuelven más frecuentes, o ambas cosas, se conoce como ataque de asma (también, "brote o episodio").
Plan de acción contra el asma Un plan de acción contra el asma es un conjunto de instrucciones escritas, desarrolladas con un médico, que describen en detalle de qué manera un paciente debe controlar el asma en su hogar.
Asma inducida por el ejercicio Algunas personas sufren de asma inducida por el ejercicio.
Creando un hogar libre de asma Si su hijo(a) sufre de asma, usted querrá crear el ambiente más seguro posible dentro de su hogar. Para lograrlo, usted necesita saber cuáles son los elementos que pueden desencadenar el asma en su hijo(a) y tomar las medidas necesarias para eliminarlos de su hogar de la mejor manera posible.
Asma y adolescencia La adolescencia puede ser una etapa muy difícil, y puede ser todavía más difícil cuando el adolescente tiene asma. Lo último que quiere un adolescente que sepan sus amigos es que es "diferente".
Los viajes y el asma El asma de su hijo no debería impedirle planear unas vacaciones familiares, enviar a su hijo a casa de unos amigos durante una semana o a un campamento. Con un poco de preparación y comunicación, usted y su hijo deberían poder disfrutar de todas las ventajas que ofrece el estar lejos de casa.
Controlar el asma Tenemos que darle una buena noticia: en la mayoría de los niños, el asma se puede controlar, a veces tan bien, que algunos niños sólo tienen crisis asmáticas (llamadas coloquialmente "ataques de asma") muy poco frecuentemente. Para muchas familias, el proceso de aprendizaje es la parte más difícil del control del asma.
El asma y la escuela Aproximadamente unos 9 millones de niños menores de 18 años tienen asma y pierden alrededor de 14 millones de días de escuela cada año a causa de esta condición médica. Pero el asma bien controlada no tiene porqué hacer que un niño pierda días de clase.
Todo sobre las alergias El polvo, los gatos, el maní (cacahuate), las cucarachas... Una agrupación rara, pero una amenaza común: las alergias.
¿Causan asma las alergias? Aunque las alergias y el asma son dos condiciones médicas distintas, ambas están relacionadas. Las personas con alergias - especialmente aquellas alergias que afectan la nariz y los ojos - son más propensas a padecer asma. Si usted tiene alergias o asma, es probable que su hijo también las tenga porque la tendencia a desarrollar estas condiciones suele ser hereditaria.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter