Examen pélvico

Examen pélvico

Read this in English(Pelvic Exams)

¿Qué es un examen pélvico?

En un examen pélvico el médico o la enfermera observa los órganos reproductores de una niña (tanto exteriores como interiores). Durante el examen pélvico, el médico o la enfermera palpan el útero y los ovarios de la niña para asegurarse de que todo sea normal.

Las adolescentes por lo general no tienen que hacerse exámenes pélvicos. En ciertas ocasiones los médicos hacen exámenes pélvicos a las adolescentes, si creen que existe algún problema. De no existir un problema, los médicos recomiendan no hacer un examen pélvico hasta después de los 20 años.

¿En qué consiste un examen pélvico?

Un asistente médico o una enfermera te darán una bata y una sábana para que te cubras. Te dejarán sola para que te desvistas totalmente (en el caso que tengan que hacerte un examen de los pechos) o parcialmente (de la cintura hacia abajo).

El médico o la enfermera entrará en la habitación y te explicará brevemente lo que sucederá y por qué se te hace este examen. Después, te recostarás en la camilla de manera que tu cola quede en el extremo de la camilla. Deberás doblar las rodillas y apoyar los pies en dos estribos metálicos de forma triangular, que salen del extremo de la camilla. Aunque estos estribos tienen un aspecto algo atemorizante, sólo sirven para que apoyes los pies y te sientas más cómoda.

Pelvic Exams graphic spanish versionEl médico te pedirá que separes las rodillas hacia los costados tanto como sea posible. Quizá te resulte extraño estar acostada con las piernas abiertas de ese modo, pero todas las mujeres se sienten así al principio.

El médico se pondrá guantes para examinar la parte exterior de tu vagina y asegurarse de que no haya llagas o hinchazón y que todo sea normal en el exterior.

El examen interno

El médico querrá ver el interior de tu vagina. Para ello utilizará un espéculo, con el fin de ensanchar un poco la vagina. El espéculo es un instrumento delgado de plástico, o de metal, que termina en una pieza con bisagra, la cual permite abrirlo y cerrarlo. Si el espéculo es de metal, el médico o la enfermera lo entibiarán para que no esté tan frío y no te incomode. El médico o la enfermera te indicarán cuándo colocarán el espéculo en la vagina.

Una vez que el espéculo esté colocado, el médico o la enfermera lo abrirá con delicadeza. La colocación y la apertura del espéculo no deben producir dolor. Pero algunas mujeres indican que les causa una sensación de presión e incomodidad.

Dado que la vagina está rodeada de músculos capaces de contraerse o relajarse, el examen será más cómodo si logras relajar los músculos de esa zona. Intenta hacer algunos ejercicios de respiración o concentrarte en relajar los músculos vaginales. En ocasiones, tararear tu canción preferida o conversar con el médico o la enfermera te distraerán y permitirán que te relajes.

Cuando el espéculo esté colocado, el médico o la enfermera profesional enfocarán una luz dentro de la vagina para observar si existe algo anormal, como enrojecimiento, hinchazón, secreciones o llagas. El médico rápidamente raspará en interior de la vagina con un hisopo de algodón para recoger una muestra de mucosidad con el fin de determinar si existe una infección, de ser necesario. El médico o la enfermera retirarán el espéculo en cuanto termine el examen. Esta parte del examen toma tan solo uno o dos minutos.

Los ovarios y el útero están tan lejos en el interior del cuerpo de una niña que no se pueden ver; inclusive con el uso de un espéculo. El médico o la enfermera tendrán que palparlos con el fin de asegurarse de que tengan el tamaño correcto y que no tengan quistes o algún tipo de tumor.

Para esta parte del examen, tendrás que apoyar los pies en los estribos metálicos. El médico o la enfermera se pondrán lubricante en dos dedos (con los guante puestos) y los introducirán en tu vagina. Con la otra mano, presionarán sobre la parte inferior del abdomen (la zona entre la vagina y el estómago). Sentirás algo de presión o incomodidad. Será más fácil si tratas de relajar los músculos y respiras profundamente.

El estudio pélvico lleva aproximadamente de 3 a 5 minutos.

Pedir una cita

Lo ideal es pedir una cita durante una fecha en la que crees que no tendrás tu período; pero ésto puede ser difícil predecir ya que muchas niñas son irregulares. Cuando hagas la cita, pregunta qué debes hacer si tienes tu período el día que debes acudir a la cita. Algunos médicos te dirán que no tienen ningún problema en realizarte el examen si estás en los primeros o en los últimos días del período, y si tu menstruación es escasa; pero cada profesional tiene una opinión diferente.

Es posible que tu primer examen pélvico te resulte un poco chocante, pero recuerda que con el tiempo te acostumbrarás y te será más fácil. A nadie le gusta este examen, pero hacerlo con un médico o una enfermera en el que tengas confianza puede ser de mucha ayuda.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: octubre de 2013





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2015 KidsHealth® Todos los derechos reservados.
Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com





Bookmark and Share

Related Articles
Cómo realizar un autoexamen de mamas Si adquieres el hábito de examinarte los senos durante la adolescencia, te acostumbrarás a los cambios normales que se producen en ellos. Cuando conozcas las características de tus senos, será más fácil reconocer la presencia de algo inusual.
Papanicolau Un Papanicolau es un estudio médico que ayuda a los médicos a identificar problemas en el cuello uterino.
Exámenes de mama Los médicos por lo general no hacen exámenes de mama a las mujeres hasta después de los 20 años de edad.
Exámenes ginecológicos La ginecología es el campo médico que se especializa en el sistema reproductivo femenino. El exámen ginecológico es parte de los controles anuales de salud preventivos.
Sistema reproductor femenino ¿Alguna vez te preguntaste cómo es posible que el universo permita la existencia de una persona tan molesta como tu malcriado hermanito o tu malcriada hermanita? La respuesta es la reproducción. Si las personas - como tus padres - no se reprodujeran, las familias desaparecerían y la raza humana dejaría de existir.
Visitas de prevención para mujeres El objetivo de las visitas preventivas para mujeres es mantenerte sana.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter