El hierro y su hijo

El hierro y su hijo

(Iron and Your Child)

¿Se ha preguntado alguna vez por qué hay tantos cereales, papillas y leches especiales para bebés que están enriquecidos con hierro? El hierro es un nutriente esencial en la dieta diaria de cualquier niño y es necesario para fabricar hemoglobina, el componente de los glóbulos rojos encargado de transportar oxígeno. Los glóbulos rojos circulan por el cuerpo para repartir oxígeno a todas las células del organismo. Cuando no hay suficiente hierro, el cuerpo no puede fabricar suficientes glóbulos rojos y los tejidos y órganos del cuerpo no pueden recibir el oxígeno que necesitan para funcionar adecuadamente. Por eso es tan importante que los niños y adolescentes ingieran suficiente hierro en su dieta diaria.

¿Cuánto hierro necesita un niño?

Los niños requieren diferentes cantidades de hierro en distintas edades y etapas de la vida. He aquí unas directrices para saber cuánto hierro deberían tomar en cada etapa para crecer y desarrollarse adecuadamente:

¿Qué entendemos por deficiencia de hierro?

La deficiencia de hierro ocurre cuando las reservas de este mineral que hay en el organismo se empiezan a agotar. Puede ser un problema en algunos niños, particularmente aquellos que tienen entre uno y tres años de edad y en los adolescentes (sobre todo en las chicas que tienen fuertes menstruaciones). De hecho, muchas adolescentes están en situación de riesgo de padecer una deficiencia de hierro -incluso aunque tengan menstruaciones normales- si sus dietas no contienen suficiente hierro para compensar las pérdidas de glóbulos rojos portadores de hierro que tienen lugar durante la menstruación. Asimismo, los atletas adolescentes pierden hierro a través del sudor y por otras vías cuando hacen ejercicio intenso.

Tras cumplir 12 meses, los niños pequeños se encuentran en situación de riesgo de padecer una deficiencia de hierro porque dejan de beber leche artificial enriquecida con hierro y pueden no estar tomando papillas de cereales enriquecidas con hierro o suficiente cantidad de otros alimentos ricos en este mineral para compensar la diferencia.

El hecho de beber mucha leche de vaca (más de 700 ml al día) también puede colocar a un niño pequeño en situación de riesgo de desarrollar una deficiencia de hierro. He aquí el porqué:

La deficiencia de hierro puede afectar negativamente al proceso de crecimiento y desarrollo de un niño, pudiendo provocar problemas de aprendizaje y de comportamiento. Puede evolucionar a una anemia ferropénica, un trastorno asociado a una reducción de la cantidad de glóbulos rojos en la sangre.
Muchas personas que padecen anemia ferropénica no tienen ningún síntoma ni ningún signo porque las reservas de hierro del organismo suelen disminuir muy lentamente. Pero, a media que va progresando la anemia, pueden aparecer algunos de los siguientes síntomas:

Si su hijo presenta cualquiera de estos síntomas, hable con el pediatra; probablemente le mandará un simple análisis de sangre para determinar si tiene o no anemia ferropénica y, en caso afirmativo, le recetará un suplemento de hierro. De todos modos, puesto que un aporte excesivo de hierro también puede provocar problemas de salud, no debería darle nunca a su hijo suplementos de hierro sin preguntárselo antes al pediatra.

El hierro en la dieta habitual de su familia

Aunque este nutriente se encuentra en diversos alimentos, el hierro de origen animal se absorbe mejor que el de origen vegetal. Algunos de los ejemplos de alimentos ricos en hierro que pueden incrementar el valor nutritivo de la dieta familiar incluyen:

Aparte de servirle a su hijo una dieta rica en hierro, he aquí algunas formas de asegurarse de que el niño está ingiriendo suficiente hierro:

Asegúrese de llenar la despensa de alimentos ricos en hierro o enriquecidos con hierro, tanto para incluirlos en las comidas principales como en los tentempiés entre comidas. Sirva a su familia alimentos ricos en hierro cada día y enseñe a su hijo que el hierro es una parte importante de una dieta saludable.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de la revisión: febrero de 2012





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteCentros para el Control y la Prevencion de Enfermedades
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Web SiteCuidadoDeSalud.Gov Tome el control del cuidado de su salud.
Related Articles
La anemia por deficiencia de hierro Asegurarse que sus niños reciban todos los elementos nutritivos que necesitan puede ser difícil. Aún cuando usted piensa que prepara comidas balanceadas y mantiene una copia de la Pirámide Alimenticia adherida a su refrigerador, es posible que los niños no estén recibiendo uno de los componentes más importantes para la nutrición - el hierro.
Análisis de sangre: ferritina (hierro) Es posible que los médicos pidan un análisis de ferritina cuando sospechen que un niño tiene demasiado hierro, o muy poco, en su organismo.
Una alimentación saludable Una buena nutrición y una dieta balanceada ayudan al niño a crecer saludable. No importa si su niño es un párvulo o un adolescente, usted puede tomar las medidas necesarias para mejorar su nutrición y formar buenos hábitos alimenticios.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter