Bursitis

Bursitis

Read this in English

(Bursitis)

Andy juega bien a tenis. Mejor dicho, Andy es un fantástico jugador de tenis. Le encanta la competencia y la intensidad de los partidos, y es conocido por su potente saque.

Hace poco, Andy desarrolló un dolor agudo en el codo. Al principio, no le dio importancia y siguió entrenando, pero el dolor se volvió insoportable. Le dolía tanto que fue a ver a su médico, quien le informó de que tenía bursitis en el codo.

Bursitis en la articulacion del hombro

¿Qué es una bursitis?

De la cabeza a los pies, tu cuerpo tiene multitud de articulaciones de diferentes formas y tamaños. Muchas de ellas tienen algo en común cerca de la zona de la articulación: un saco hecho a su medida lleno de un fluido denominado líquido sinovial, que amortigua los movimientos y la presión. Estos pequeños amortiguadores se denominan bolsas sinoviales. Bursitis es el término que se utiliza para describir la inflamación o irritación de una bolsa sinovial. La bursitis se puede producir a raíz de un golpe directo o de movimientos articulares repetitivos (como el saque en el tenis).

Cuando se irrita una bolsa sinovial, sea por un golpe directo o porque la articulación más cercana realiza repetidamente el mismo movimiento (como el saque en el tenis), puede producirse una bursitis. También puede desarrollarse una bursitis cuando el cuerpo tiene que modificar el equilibrio o el movimiento para adaptarse a las diferencias; por ejemplo, cuando una persona tiene una pierna más larga que la otra.

¿Dónde se producen las bursitis?

Dolor en el traseroLa bursitis, sobre todo en los adolescentes, suele ser una lesión relacionada con la práctica deportiva, habitualmente debida al uso repetido de determinada articulación o a un traumatismo provocado por un golpe directo en los deportes de contacto. Pero la bursitis no afecta solo a los deportistas. También puede estar provocada por otros problemas, como la artritis o una infección bacteriana de la bolsa sinovial.

Estas son algunas de las partes del cuerpo donde los adolescentes tienden a desarrollar bursitis más frecuentemente:

¿Cómo se detecta una bursitis?

La bursitis puede provocar diversos síntomas:

¿Cómo se trata la bursitis?

La mayoría de las veces que tengas bursitis, probablemente podrás tratártela en casa.

La clave del éxito del tratamiento en casa reside, como ocurre con muchas otras lesiones, en el reposo. Aparte de mantener en reposo la articulación o parte del cuerpo afectada, para que te remita la bursitis, prueba lo siguiente:

Cómo evitar las bursitis

Por lo general, la bursitis puede estar provocada por un fuerte impacto en una articulación o por haberla sometido a un entrenamiento excesivo, y a veces estas lesiones son inevitables. Pero hay algunos consejos que puedes seguir para evitar las bursitis:

Si te das cuenta de que determinada actividad te provoca bursitis, deja de practicarla y habla con tu médico o entrenador sobre métodos más seguros.

Si practicas algún deporte, sé consciente de la posibilidad de desarrollar bursitis. La mejor forma de evitarlas es utilizar el equipo y las técnicas adecuadas. Si en el pasado tuviste bursitis por llevar un calzado deportivo que no era de tu número o alguna otra prenda del equipo deportivo que no era de tu talla, sustitúyelas por otras que te vayan bien.

Revisado por: Alfred Atanda, Jr., MD
Fecha de la revisión: septiembre de 2009





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Related Articles
Lesiones deportivas No te preocupes, no es el fin del mundo —solo el principio de tu proceso de curación. Sigue leyendo para saber en qué consiste ese proceso y cómo debes reaccionar ante una lesión deportiva.
Lesiones de rodilla Si te has lesionado alguna vez la rodilla, ya habrás comprobado en tu propia carne lo importante que es tener sanas las rodillas para practicar muchas actividades y deportes, y que lesionarte la rodilla te puede suponer tener que estar apartado del terreno de juego durante cierto tiempo. Afortunadamente, hay muchas formas de prevenir las lesiones de rodilla.
Las lesiones provocadas por un esfuerzo repetitivo Las lesiones provocadas por un esfuerzo repetitivo, conocidas en Inglés como Repetitive Stress Injuries (RSIs) son lesiones que ocurren cuando un exceso de presión se ejerce sobre una parte del cuerpo, resultando en inflamación (dolor e hinchazón), músculos lesionados o daños en los tejidos. Estas condiciones ocurren debido a movimientos que realizamos de forma repetitiva en la misma parte del cuerpo.
Huesos, músculos y articulaciones Cada vez que te precipitas por los corredores porque llegas tarde a una clase, anotas un punto a favor de tu equipo durante un partido, o juegas al pool con tus amigos, estás utilizando tus huesos, músculos y articulaciones. Sin estas partes importantes de tu cuerpo, tendrías serias dificultades: no podrías sentarte, pararte, caminar, ni hacer ninguna de las actividades que realizas a diario.
Seguridad en los deportes y el ejercicio Seguir estas normas básicas para prevenir las lesiones ayudará a que todos puedan mantenerse en el juego.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter