5 ideas para superar la muerte de un ser querido

5 ideas para superar la muerte de un ser querido

Read this in English(5 Ways to Cope When a Loved One Dies)

Todos necesitamos hacer nuestro duelo. El tiempo suele curar las heridas, pero reconocer el dolor que nos causa una pérdida y actuar para sanarlo es algo que puede ser de ayuda. A continuación, enumeramos cinco ideas que pueden ayudarte a superar la muerte de un ser querido:

  1. Participa de las ceremonias. Los funerales y otras tradiciones pueden ayudar a la gente a atravesar los primeros días y a honrar la memoria de la persona fallecida. La simple presencia de otras personas que conocieron a tu ser querido puede ser reconfortante.
  2. Expresa y comparte tus emociones. No te reprimas si de pronto sientes que necesitas desahogarte llorando. No te preocupes si te resulta doloroso escuchar ciertas canciones o hacer algunas cosas porque te recuerdan a la persona que perdiste. Es normal sentirse así. Con el tiempo se volverá menos doloroso. Ten presente que puedes (y podrás) sentirte mejor a medida que pasa el tiempo.
  3. Habla del tema cuando puedas. A algunas personas les resulta útil contar la historia de su pérdida o expresar sus sentimientos. Pero en ocasiones, una persona puede no tener ganas de hablar sobre una pérdida y eso también está bien. Nadie debe sentirse presionado a hablar.

    Incluso si no quieres hablar, busca formas de expresar tus emociones y pensamientos. Comienza a escribir un diario sobre los recuerdos que tienes de la persona que perdiste y sobre cómo te sientes desde que no está contigo. O escribe una canción, un poema o un tributo sobre tu ser querido. Puedes hacerlo de forma privada o compartirlo con otras personas.
  4. Preserva su recuerdo. Crea algo que sea tu homenaje para recordar a la persona que falleció, o ríndele tributo plantando un árbol o un jardín, u honra su memoria en una forma adecuada, como puede ser participando de una carrera o caminata solidaria.

    Haz una caja o una carpeta de recuerdos sobre él o ella. Incluye recuerdos, fotografías, citas o cualquier objeto que desees. Si quieres, puedes escribirle una carta. Y allí puedes incluir tus sentimientos y las cosas que quisieras decirle, o tal vez agradecerle por ser parte de tu vida.
  5. Únete a grupos de apoyo. Si crees que puede interesarte unirte a un grupo de apoyo para enfrentar el duelo, consulta a tus padres, consejero escolar o líder religioso sobre cómo encontrar un grupo al que sumarte. No tienes que lidiar con tus sentimientos o tu dolor tú solo.

Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de la revisión: Noviembre de 2013





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2015 KidsHealth® Todos los derechos reservados.
Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com





Bookmark and Share

Related Articles
Consulta con un terapeuta Cuando los adolescentes atraviesan momentos difíciles, como problemas familiares o dificultades en la escuela, posiblemente se sientan más apoyados si hablan con un terapeuta. Pueden sentirse tristes, enojados o superados por lo que está pasando, y necesitan ayuda para ordenar sus sentimientos, encontrar soluciones a sus problemas o simplemente para sentirse mejor. Allí es cuando la terapia puede ayudar.
Mi dolor ¿es normal? Puede ayudar el recordar que el proceso de duelo es muy personal e individual; no existe un duelo correcto o incorrecto.
Buscar ayuda ante un dolor muy intenso Si tu dolor es demasiado intenso como para soportarlo solo, si es abrumador o se ha prolongado por demasiado tiempo y no hay nada que parezca aliviarlo, busca ayuda. Si el dolor se ha convertido en depresión, es muy importante contarle a alguien cómo te sientes.
Muerte y duelo Si has perdido a un ser querido, es posible que estés sintiendo distintas emociones. Es probable que estés triste, preocupado o asustado. Tal vez no estés preparado, estés impresionado o confundido. Puedes sentirte enojado, engañado, aliviado, culpable, exhausto o simplemente vacío. Tus emociones pueden ser más intensas o más profundas que lo habitual, o estar entremezcladas de una manera que nunca habías experimentado.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter