El ántrax

El ántrax

Read this in English(Anthrax)

¿Qué es exactamente el ántrax? ¿Deberías estar preocupado por esta enfermedad?

El ántrax (o carbunco) es una infección provocada por una bacteria (un tipo de germen) denominada Bacillus anthracis (B. anthacis). Aunque se ve sobre todo en animales de pasto, como ovejas, cerdos, cabras, caballos y bueyes, también puede afectar a los seres humanos, aunque se trata de una enfermedad sumamente infrecuente en nuestra especie.

En el medio natural, las bacterias del ántrax forman esporas (una modalidad del germen cubierta por una vaina protectora), que pueden vivir en la tierra durante años. La gente se puede infectar al entrar en contacto con estas esporas mediante una abertura en la piel (como un corte o roce), al ingerir alimentos (por lo general, carne insuficientemente cocinada) contaminados por esporas o al inhalar esporas (inspirarlas hasta que lleguen a sus pulmones). Pero el ántrax no es contagioso, es decir, no se trasmite de una persona a otra.

Es sumamente improbable que tú o alguien que conoces contraiga el ántrax. De hecho, solo suele haber uno o dos casos registrados de esta enfermedad al año. Y la mayoría se dan en personas que trabajan con animales o con productos de origen animal.

¿Por qué está tan preocupada la gente con el ántrax?

El ántrax que ocurre de forma natural en el medio ambiente no representa una amenaza importante. Pero la bacteria B. anthracis se puede cultivar en laboratorios y hay gente a quien le preocupa que se pueda utilizar como arma biológica.

El tema del cultivo de bacterias B. anthracis recibió una gran atención en 2001, tras el brote de ántrax que tuvo lugar en EE.UU. El brote asustó a mucha gente, en parte porque fallecieron cinco personas (algo que ocurre en contadas ocasiones) y también porque coincidió con los ataques terroristas del 11 de septiembre. De todos modos, los expertos en bioterrorismo creen que es difícil, desde el punto de vista tecnológico, utilizar el ántrax como arma a gran escala.

Tipos de ántrax

Los tres tipos principales de ántrax son:

  1. El ántrax cutáneo puede ocurrir cuando alguien con un corte o rasguño sostiene o manipula animales o productos de origen animal contaminados. Más del 95% de los casos de ántrax son de tipo cutáneo, la forma menos peligrosa de esta enfermedad. Una persona con ántrax cutáneo notará una pequeña llaga o pupa que se acabará convirtiendo en una úlcera indolora con una parte negra en el centro. Si se deja sin tratar, la infección se puede diseminar a otras áreas del cuerpo.
  2. El ántrax intestinal puede ocurrir cuando alguien ingiere carne contaminada. El ántrax intestinal es mucho menos frecuente que el cutáneo, pero puede hacer que la gente enferme mucho más. Sus síntomas engloban: intenso dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea fuerte y hemorragias digestivas.
  3. El ántrax pulmonar, o inhalado, es el tipo menos frecuente de ántrax, pero también es el más peligroso de todos. Ocurre cuando alguien inspira miles de esporas de ántrax que acaban en sus pulmones. El ántrax pulmonar suele empezar como si se tratara de un catarro común o de una gripe, pero se trasforma rápidamente en una pulmonía grave que requiere hospitalización.

Tras contraer la infección, el afectado suele tardar menos de siete días en desarrollar síntomas de ántrax. De todos modos, los síntomas del ántrax pulmonar a veces tardan meses en manifestarse.

El ántrax, ¿es difícil de contraer?

Es muy difícil contraer esta enfermedad. El mero hecho de exponerse a las esporas del ántrax o de entrar en contacto con un animal infectado no implica que se vaya a desarrollar automáticamente la enfermedad.

Por ejemplo, para contraer el ántrax pulmonar (el tipo de ántrax que mató a cinco personas en el brote de 2001), se deben inhalar miles de esporas. Esto resulta sumamente difícil cuando las esporas del ántrax se encuentran en la tierra o en animales infectados.

Incluso en el caso del brote de 2001 provocado por el hombre, varias de las personas que se expusieron a esporas de B. anthracis solo presentaban esporas en las fosas nasales y, como no llegaron hasta sus pulmones en suficiente cantidad, no provocaron ningún problema. En otras palabras, hay gente que se ha expuesto a las bacterias del ántrax pero que no ha desarrollado esta enfermedad.

¿Cómo se diagnostica y se trata el ántrax?

Los profesionales de la medicina pueden diagnosticar el ántrax tomando muestras de las llagas de la piel, la sangre u otros fluidos corporales de personas que crean haberse expuesto a la bacteria B. anthracis. Las muestras se envían a un laboratorio para saber si la persona presenta la bacteria es su organismo.

Si se detecta pronto la infección, casi siempre se puede tratar eficazmente mediante antibióticos. Si se sabe que una persona se ha expuesto a la bacteria B. anthracis aunque no presente síntomas de la enfermedad, se le pueden administrar antibióticos (tras la exposición) para impedir que contraiga la enfermedad.

A pesar de que existe una vacuna contra el ántrax, en EE.UU. solo se recomienda en la actualidad a aquellas personas que corren el riesgo de entrar en contacto con la bacteria B. anthracis. Este grupo abarca a la gente que trabaja en laboratorios donde se almacena esta bacteria, la que manipula productos de origen animal que podrían estar infectados y el personal militar. La vacuna no se administra de forma sistemática a la población estadounidense y no se ha estudiado su uso en personas menores de 18 años.

Si te preocupas cuando oyes hablar sobre el ántrax, recuerda que se trata de una enfermedad sumamente infrecuente y que es improbable que te expongas a los gérmenes que la provocan. Si sigues preocupado, habla con un profesor de ciencias o con un profesional de la medicina, quienes te ayudaran a encontrar respuesta a cualquier pregunta que puedas tener sobre el ántrax.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: enero de 2013





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteCentros para el Control y la Prevencion de Enfermedades
Related Articles
¿Debería preocuparme por el Estafilococo aureus resistente a la meticilina (EARM)? Lo que diferencia al EARM de las demás bacterias del mismo género es que esta especie ha desarrollado una inmunidad a los antibióticos que suelen utilizar los médicos para tratar las infecciones provocadas por Estafilococo.
¿Por qué debería tener cuidado con los gérmenes? Tal vez creas que no tienes que preocuparte por los gérmenes –solamente a la gente que vende productos de limpieza para el váter por televisión le importan los gérmenes. Pero los gérmenes son organismos diminutos que pueden provocar enfermedades, y son tan diminutos que pueden entrar en tu cuerpo sin que te des cuenta.
La viruela Probablemente habrás oído hablar sobre la viruela en las noticias durante los últimos años. Se han exagerado bastante las cosas en lo relativo a esta enfermedad, de modo que interesa estar bien informado sobre ella.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter