Psoriasis

Psoriasis

Read this in English

(Psoriasis)

Cuando Jackie tenía 15 años, las manchas que tenía en la piel cercana a los codos se volvieron gruesas y rojas y comenzaron a provocarle comezón. A veces, mejoraba un poco. Otras veces, empeoraba. Pero parecía que las manchas nunca desaparecían.

Su médico le dijo que tenía una enfermedad llamada psoriasis. Le recomendó una crema que se vende con receta y que saliera al aire libre temprano por la mañana, durante 20 minutos, antes de que los rayos del sol quemaran demasiado.

¿Qué es la psoriasis?

PsoriasisLa psoriasis es una enfermedad que provoca la acumulación de células dérmicas en la superficie de la piel. Allí es donde se forman manchas rojas que provocan comezón (llamadas placas) y escamas gruesas. La psoriasis puede manifestarse en cualquier parte del cuerpo, pero generalmente se localiza en el cuero cabelludo, las rodillas, los codos y el torso.

Esta enfermedad puede mejorar y luego volver a empeorar. Es posible que parezca desaparecer y luego reaparezca. No obstante, una vez que se manifiesta, la tendencia a sufrir brotes no suele desaparecer de forma permanente. Para muchas personas, la psoriasis no presenta un gran problema. Para otras, puede ser bastante grave.

Hasta ahora no existe cura para la psoriasis, pero existen buenas opciones para su tratamiento. Comer alimentos saludables, utilizar humectantes y mantener el peso dentro de un rango normal resulta útil para algunas personas. Sin embargo, si la psoriasis empeora, la mayoría de las personas necesitan consultar al médico.

¿Cuáles son las causas de la psoriasis?

Los médicos no conocen con seguridad la causa de la psoriasis, pero sí saben cómo es el mecanismo de la enfermedad. Nuestra sangre posee un tipo de glóbulos blancos llamados linfocitos T (o células T). Estas células forman parte del sistema inmunológico. Viajan a través del torrente sanguíneo y combaten bacterias, virus y otros organismos que provocan enfermedades. La psoriasis hace que los linfocitos T ataquen equivocadamente la piel sana, como si trataran de combatir una infección o curar una herida.

Cuando la psoriasis hace que los linfocitos T ataquen la piel sana, el sistema inmunológico reacciona del mismo modo que con las heridas o infecciones: envía más sangre a la zona afectada para producir células de la piel y glóbulos blancos.

Las células dérmicas se forman en las capas más profundas de la piel. Generalmente, tardan alrededor de un mes en llegar a la superficie. Una vez que están allí, mueren y se recambian. Cuando una persona tiene psoriasis, este proceso se acelera. Las células de la piel llegan a la superficie en unos pocos días en lugar de un mes.

La piel muerta y los glóbulos blancos no se desprenden con la rapidez suficiente. En cambio, se acumulan en la superficie de la piel en forma de manchas rojas y gruesas. A medida que las células de la piel mueren, forman escamas plateadas que más tarde se desprenden.

La psoriasis no se contagia de una persona a otra. En cambio, es posible heredar ciertos genes que te hacen más susceptible a contraerla. Alrededor del 40% de las personas que padecen psoriasis tienen un familiar que también sufre esta enfermedad.

A continuación, se describen algunos factores que pueden incrementar las probabilidades de un brote de psoriasis:

¿Qué síntomas indican que una persona padece esta enfermedad?

Es probable que las personas que padecen psoriasis presenten uno o más de los siguientes síntomas:

Existen distintos tipos de psoriasis:

¿Cómo se diagnostica la psoriasis?

Si piensas que tienes psoriasis, es aconsejable que visites a un médico. Te revisará la piel, el cuero cabelludo y las uñas. El médico también te hará algunas preguntas: si algún integrante de tu familia tiene psoriasis, si te has enfermado recientemente o si has comenzado a tomar un medicamento nuevo.

Ocasionalmente, es posible que el médico tome una pequeña muestra de piel (llamada biopsia) para examinarla con mayor detalle. La biopsia permite que los médicos determinen si una persona tiene psoriasis u otra enfermedad con síntomas similares.

¿Cuál es el tratamiento para la psoriasis?

Existen muchas formas de tratar la psoriasis. Existen distintos tipos de tratamiento según el paciente, por lo tanto, los médicos suelen probar varios tratamientos para determinar cuál es el más conveniente:

Es posible que el médico pruebe un tratamiento durante un tiempo y luego lo cambie por otro. O también puede combinar distintos tratamientos. El objetivo es encontrar el mejor tratamiento para cada persona.

A veces, lo que funciona por un tiempo puede dejar de funcionar en el futuro. Por este motivo, es muy importante trabajar en colaboración con el médico. El cambio constante de tratamientos puede provocar un poco de frustración, pero la mayoría de la gente termina encontrando el tratamiento más adecuado.

Las elecciones saludables pueden contribuir a mejorar la psoriasis. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer:

Es posible que las personas que sufren psoriasis se sientan avergonzadas acerca de su apariencia. Este es uno de los motivos por los cuales recurren a un terapeuta capacitado o se unen a un grupo de apoyo, integrado por personas que comprenden la situación por la que están atravesando.

La clave para el tratamiento de la psoriasis es respetar todas las indicaciones del médico. Si esto incluye la aplicación de ungüento dos veces por día, busca una forma de recordarte a ti mismo que debes hacerlo (por ejemplo, configurando la alarma de tu teléfono) para no olvidarte. El tratamiento de la psoriasis exige que te mantengas concentrado, incluso cuando te sientes bien.

Revisado por: Patrice Hyde, MD
Fecha de revisión: diciembre de 2011





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Related Articles
Consejos para cuidarte la piel A veces parece como si fuera imposible mantener tu piel a raya, sobre todo cuando te levantas con un enorme grano en la nariz o una "calentura o pupa" en la comisura de la boca. La buena noticia es que hay formas de prevenir y tratar los problemas de la piel más habituales - aquí tienes algunos consejos.
La piel, el cabello y las uñas La piel es nuestro órgano más grande. Si la piel de un varón adulto típico de 150 libras (68 kilogramos) fuera estirada, cubriría unas 2 yardas cuadradas (1,7 metros cuadrados) y pesaría unas 9 libras (4 kilogramos). La piel protege la red de músculos, huesos, nervios, vasos sanguíneos y todo lo que hay dentro de nuestro cuerpo. Nuestros párpados tienen la piel más fina y las plantas de los pies, la más gruesa.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter