El control de la diabetes: por qué es importante

El control de la diabetes: por qué es importante

Read this in English

(Diabetes Control: Why It's Important)

¿Has visto alguna vez uno de esos enormes globos de los desfiles del Día de Acción de Gracias en EEUU o en grandes fiesta? Independientemente de que sean de Pepe Esponja o de Bullwinkle, un pequeño ejército de personas tiene que sujetar fuertemente las cuerdas. Si no lo hicieran, los globos se elevarían hacia el cielo.

Qué pasa en la diabetes?

La diabetes es un poco como eso. Hay que trabajar duro para mantenerla bajo control. Afortunadamente, hay gente dispuesta a ayudarte. Tú, tus padres y tu equipo de diabetología podéis trabajar juntos para que tu concentración de azúcar en sangre se mantenga lo más cerca posible de la normalidad.

En ocasiones puede parecer que esto exige mucho esfuerzo, pero tiene su compensación, ya que:

Con el tiempo, tener demasiado azúcar en la sangre puede dañar los vasos sanguíneos que llevan sangre a órganos vitales del cuerpo como el corazón o los riñones. Esto puede provocar graves problemas de salud. Además, tener concentraciones de azúcar en sangre muy bajas también puede hacer que te encuentres mal y que te cueste más esfuerzo hacer las cosas que te gusta hacer.

La buena noticia es que manteniendo la concentración de azúcar en sangre bajo control podrás mantenerte sano y evitar problemas de salud en el futuro. Por eso mucha gente se preocupa por mantener tu diabetes bajo control. Quieren que te encuentres bien, que estés sano y que te mantengas sano.

¿Qué provoca que la concentración de azúcar en la sangre se descontrole?

Controlar la diabetes es como un triple malabarismo: los medicamentos que tomas (insulina o comprimidos), los alimentos que comes y la cantidad de ejercicio que haces deben estar todos equilibrados. Un problema con cualquiera de ellos puede hacer que te suba o baje demasiado la concentración de azúcar en sangre. En general, el descontrol de la concentración de azúcar en sangre puede estar causado por:

Comprobar regularmente tu concentración de azúcar en sangre y anotar cuándo es demasiado alta o demasiado baja te proporcionará a ti y a tu equipo de diabetología la información necesaria para realizar ajustes en el plan terapéutico de tu diabetes. Tú y tu madre o tu padre podéis trabajar juntos para aseguraros de que recopiláis esta información para poder transmitírsela después a tu médico.

¿Cómo sé si mi diabetes está bajo control?

Tu médico o tu equipo de diabetología te informarán de cuál debe ser tu concentración de azúcar en sangre. Tal vez lo llamen "intervalo de referencia" o "rango ideal". Si alguna vez has jugado a dardos o has practicado el tiro con arco, sabes lo que significa intentar dar en la diana. Si tienes diabetes, deberás tratar de mantener la concentración de azúcar en sangre lo más cerca posible del rango ideal: esa es la diana a la que has de apuntar.

La única forma de saber si tu concentración de azúcar en sangre está cerca de tu rango ideal es comprobarla varias veces al día con un medidor de glucosa en sangre o glucosímetro. Tu equipo de diabetología te indicará cuándo y con qué frecuencia debes hacer las mediciones. Dependiendo de tu edad —y del tiempo que haga que eres diabético— tal vez necesites ayuda para utilizar el glucosímetro.

Al comprobar la concentración de azúcar en sangre utilizando un glucosímetro, sabes cuánta glucosa hay en tu sangre justo en ese momento. Pero los médicos pueden utilizar otra prueba para comprobar cómo has tenido la concentración de azúcar en sangre durante los últimos 2 o 3 meses. La prueba de la HbA1C puede hacerse en la consulta del médico o en un laboratorio. En general, cuanto menor sea tu nivel de HbA1C, mejor controlada estará tu concentración de azúcar en sangre.

¿Qué puedo hacer para mantener bajo control mi concentración de azúcar en sangre?

Mantener la concentración de azúcar en sangre cerca de los valores normales puede ser duro en ocasiones, y nadie controla perfectamente su concentración de azúcar en sangre. Es posible que a veces la concentración de azúcar en sangre te suba o baje demasiado, incluso haciendo todo lo que debes hacer para mantenerla bajo control. De todos modos, hay algunas cosas que puedes hacer para mantener tu concentración de azúcar en sangre dentro del intervalo saludable:

Sigue estos pasos y estarás haciendo lo mejor que puedes hacer para mantener tu diabetes bajo control. Es como si estuvieses desfilando con uno de esos enormes globos — ¡y lo estuvieras sujetando fuertemente!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la última revisión: abril de 2011





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Related Articles
Diabetes tipo 1: ¿Cuál es el tratamiento? ¿Qué recursos resultan útiles para retener toda esta información? Contar con un plan por escrito. Los niños y los adultos que padecen diabetes tienen su propio plan de tratamiento.
Diabetes tipo 1: ¿Qué es? Quizá conozcas a un niño que siempre come algo durante un partido de fútbol. O tal vez conozcas a alguien que va a la enfermería de la escuela antes del almuerzo para darse una inyección. Existen miles de niños en todo el mundo que pasan por situaciones como éstas cada día porque padecen diabetes tipo 1. ¿Qué es la diabetes tipo 1?
Diabetes tipo 2: ¿Qué es? Existen dos tipos principales de diabetes, cuyos nombres no son muy interesantes. Se denominan "diabetes tipo 1" y "diabetes tipo 2." Veamos en qué consiste la diabetes tipo 2, un problema de salud que afecta a niños y adultos.
La historia de la diabetes de Chandler ¿Cuánto sabes sobre la diabetes? Posiblemente estés enterado de que es una enfermedad que hace que el cuerpo de una persona no pueda controlar la cantidad de azúcar (o glucosa) en la sangre. También es posible que sepas que la gente con diabetes tiene que prestar mucha atención a lo que come y recibir inyecciones para mantenerse sana. Pero, ¿cómo es la vida de una persona que tiene diabetes? ¡Simplemente pregúntale a Chandler!
Deporte, ejercicio y diabetes Como todo hijo de vecino, las personas que tienen diabetes están más sanas si hacen mucho ejercicio. También tienen las mismas probabilidades de destacar en el deporte. Independientemente de que aspires a una medalla de oro olímpico o que solo te apetezca salir de excursión por los alrededores, la diabetes no debería ser ningún impedimento.
¿Es posible prevenir la diabetes? La diabetes es un problema de salud que afecta a niños de todas las edades, pero no se contrae con la misma facilidad que un resfriado. En algunos casos, la diabetes puede prevenirse. ¿Cómo? Vamos a enterarnos.
Diabetes: Cómo enfrentar los sentimientos que genera Enfrentarse con la diabetes puede provocar una variedad de sentimientos, en especial inmediatamente después de que un niño se entera de que padece esta enfermedad. Vamos a hablar de cuáles son los sentimientos que puede generar la diabetes y de cómo encontrar la manera de sentirse mejor.
Diabetes tipo 2: ¿Cuál es el tratamiento? ¿Qué recursos resultan útiles para retener toda esta información? Contar con un plan por escrito. Los niños (y los adultos) que padecen diabetes tienen su propio plan de tratamiento.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter