Las vacunas de su hijo: vacuna antigripal

Las vacunas de su hijo: vacuna antigripal

Read this in English(Your Child's Immunizations: Influenza Vaccine)

La gripe, también denomina "influenza", es una infección viral de las vías respiratorias sumamente contagiosa.

Calendario de vacunación

La temporada de la gripe se inicia en octubre y concluye a finales de mayo. Lo mejor es vacunarse contra esta enfermedad a principios de temporada, porque que esto permite que el organismo desarrolle inmunidad (o protección contra) la gripe. De todos modos, recibir la vacuna más adelante durante la temporada gripal sigue siendo mejor que dejar de vacunarse.

Hoy en día, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan administrar la vacuna antigripal a todo el mundo a partir de los 6 meses de edad (en vez de solo a ciertos grupos, como ocurría antes). Pero es especialmente importante vacunar a las personas que pertenecen a grupos de alto riesgo, como los siguientes:

Los lactantes menores de 6 meses no pueden recibir la vacua antigripal pero, si sus padres y hermanos mayores que conviven con ellos se vacunan contra esta enfermedad, contribuirán también a su protección. Esto es muy importante porque los lactantes de pocos meses son especialmente proclives a desarrollar complicaciones graves a consecuencia de una gripe.

Hable con el pediatra para saber cuántas dosis necesita su hijo.

Existe una variante de esta vacuna que no es inyectable: la vacuna antigripal mediante aerosol nasal, aprobada para vacunar a personas sanas de entre 2 y 49 años. Contiene virus vivos pero debilitados que no provocan la gripe. De todos modos, esta vacuna no es recomendable en niños que padecen ciertas afecciones médicas ni en mujeres embarazadas.

En años anteriores ha habido momentos de falta de provisiones y de retrasos en el envío de vacunas. Por lo tanto, hable con el pediatra de su hijo sobre la disponibilidad de vacunas antigripales y sobre qué tipo de vacuna antigripal es la más apropiada para su hijo.

Por qué es recomendable

A pesar de que la vacuna antigripal no es eficaz al 100%, sigue reduciendo de forma considerable las probabilidades de que una persona contraiga la gripe, que puede ser muy grave, y además puede atenuar de forma considerable la gravedad de los síntomas en el caso de que una persona vacunada contraiga esta enfermedad.

Aunque su hijo se pusiera la vacuna antigripal en la temporada gripal del año pasado, esa vacuna no lo protegerá contra la gripe durante este año, ya que los virus de la gripe cambian constantemente. Por este motivo, la vacuna se reactualiza año tras año a fin de incluir las cepas del virus que más abundan en cada temporada.

Posibles riesgos asociados

Generalmente la vacuna antigripal se administra en forma de inyección en la parte superior del brazo; en estos casos la vacuna contiene virus de la gripe muertos, que no provocan la gripe sino solo leves efectos secundarios, como molestias musculares, inflamación y/o enrojecimiento en la zona del pinchazo. También pueden aparecer fiebre leve y dolores corporales.

Cuando la vacuna se administra en forma de aerosol nasal, contiene virus gripales vivos pero debilitados, de modo que puede conllevar la aparición de síntomas gripales de carácter leve, como secreción nasal, dolor de cabeza, vómitos, dolores musculares y fiebre. Las reacciones alérgicas graves a esta vacuna son sumamente infrecuentes.

Cuándo posponer o evitar la vacunación

Hay ciertas circunstancias en que no es recomendable que un niño reciba la vacuna antigripal. Hable con el pediatra de su hijo sobre si sería o no recomendable administrarle esta vacuna en el caso de que pertenezca a cualquiera de los siguientes grupos:

Antes se recomendaba a las personas con alergia al huevo que hablaran con sus médicos para saber si era o no seguro recibir la vacuna antigripal, ya que esta vacuna se desarrolla dentro de huevos. Pero ahora los expertos afirman que la cantidad de huevo que contiene esta vacuna es tan reducida (aunque no la que contiene el aerosol nasal) que resulta segura incluso en niños que padecen alergias graves al huevo. Esto es especialmente importante durante temporadas gripales de gravedad, como la actual, que empezó antes de tiempo y que ha sido mucho peor que en años anteriores.

De todos modos, si su hijo es alérgico al huevo, deberían administrarle la vacuna antigripal en una consulta médica, no en un supermercado, droguería o similares. Y, si su alergia es grave, es posible que deba recibirla en la consulta de un alergólogo.

Si su hijo está enfermo y tiene fiebre, hable con su pediatra sobre la posibilidad de reprogramar el día de la vacunación.

Cuidar de su hijo después de administrarle la vacuna

El dolor y la fiebre se puedan tratar con paracetamol o ibuprofeno. Consulte al pediatra de su hijo para saber si puede administrarle alguno de estos medicamentos y cuál sería la dosis apropiada.

Un paño húmedo y caliente o una esterilla eléctrica también pueden ayudar a reducir las molestias musculares en el área del pinchazo. Asimismo, mover o utilizar la extremidad afectada suele reducir este tipo de molestias.

Cuándo llamar al pediatra

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: febrero de 2014





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Articles
¿Es la vacuna antigripal una buena idea para su familia? Recibir la vacuna antes de que la estación de gripe esté afectando con toda su fuerza le da la oportunidad al cuerpo de aumentar la inmunidad contra el virus y protegerse de éste. Aunque la vacuna puede colocarse durante la estación de gripe, es mejor tratar de aplicársela antes de que ésta comience.
Gripe: detén su transmisión Tú puedes ayudar a evitar que otras personas se enfermen en esta temporada de gripe.
Información sobre la gripe La gripe es el nombre común de la influenza, una enfermedad causada por un virus que ataca al aparato respiratorio.
Gripe Los principales síntomas de la gripe son fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, mareos, pérdida del apetito y cansancio. Los síntomas también pueden incluir tos, dolor de garganta, goteo nasal, náuseas, debilidad y depresión. En los bebés, la gripe puede parecerse a la sepsis (una infección bacteriana generalizada y grave).
Las vacunas de su hijo Los riesgos de las vacunas son pocos comparados con los riesgos para la salud que se asocian a las enfermedades que previenen.
La gripe La influenza también es conocida como la gripe. Es una infección que ocasiona fiebre, escalofríos, tos, dolores corporales, dolores de cabeza y algunas veces dolor de oídos o problemas de sinusitis.
¿Quién necesita ponerse la vacuna antigripal? Los niños de entre 6 meses y 18 años deberían vacunarse de la gripe.
¿Demasiado tarde para vacunarse contra la gripe? Aunque lo ideal es vacunarse pronto, la vacuna contra la gripe aún puede ser útil si se administra más tarde.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter