Yesos y férulas

Yesos y férulas

Read this in English

(Casts and Splints)

Si te has roto un hueso o conoces a alguien que se lo ha roto, lo más probable es que ya sepas que son los yesos y las férulas. Los médicos los utilizan para impedir que los huesos se muevan y para sostener las extremidades lesionadas durante su proceso de curación.

Principales cosas a saber sobre los yesos y las ferulas

Los yesos y las férulas pueden parecer una molestia, pero son una parte fundamental del proceso curativo. Para que funcionen correctamente (e impedir que se prolongue dicho período), necesitan unos cuidados adecuados.

Aquí encontrarás información interesante sobre los yesos, así como algunos consejos para cuidar el yeso hasta que llegue el momento de extraerlo.

Tipos de yesos y de férulas

Todas los yesos y férulas tienen básicamente la misma finalidad:

Las diferencias entre un yeso y una férula residen en el material que se utiliza para fabricarlos y en el motivo por el que se utiliza cada una de ellos.

Los médicos utilizan las férulas en las fracturas de poca importancia y cuando el área que hay alrededor de la lesión de un hueso recién fracturado está inflamada. Cuando hay inflamación, la férula va mejor que el yeso porque éste último puede quedar demasiado apretado y repercutir sobre la circulación del paciente.

Los médicos suelen sustituir la férula por un yeso cuando remite la inflamación. El vendaje de el yeso, más duro y compacto, proporciona más protección durante el tiempo que tarda en soldarse un hueso fracturado.

Yesos

Los yesos son una especie de vendaje voluminoso, duro y rígido, que consta de dos capas. La capa interna, que está en contacto con la piel, está fabricada de algodón suave. Y la capa externa dura impide que se mueva el hueso fracturado. Generalmente, los yesos se fabrican con uno de estos dos materiales:

Si la persona necesita un yeso que discurre alrededor del pie, los médicos pueden utilizar una "bota ambulatoria", provista de taco.

Capas del yeso

Férulas

Una férula viene a ser un yeso parcial, un fragmento de material duro que se mantiene en su sitio con un vendaje elástico o unas tiras de velcro. Al igual que los yesos, las férulas suelen tener una capa interna de algodón. La capa externa de una férula puede estar fabricada con los mismos materiales que un yeso o puede tratarse de una pieza prefabricada de metal o plástico duro rodeada de un tejido resistente.

¿Cómo se colocan los yesos y las férulas?

Si necesitas que te pongan un yeso, he aquí lo que puedes esperar:

El proceso es similar cuando se coloca una férula:

Cuando te coloquen un yeso o una férula, es posible que el médico te diga que mantengas en alto la extremidad afectada lo máximo que puedas durante los primeros días. Esto ayuda a reducir la inflamación. Y, si utilizas una "bota ambulatoria" provista de taco, deberás evitar andar hasta que el yeso o la fibra de vidrio estén completamente secos.

El cuidado de el yeso y de la férula

Los yesos y las férulas necesitan mantenerse en buena forma para desempeñar su función y permitir que los huesos se curen como deberían.

No te rasques por mucho que te pique

Sigue estos consejos para ayudar a que tu yeso o tu férula se mantenga lo más cómoda y resistente posible durante todo el tiempo que has de llevarla:

Signos de posibles problemas

Ponte en contacto con tu médico si percibes cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

¿Cómo se extrae un yeso?

Cuando le extremidad se haya curado por completo, tu médico te dará el visto bueno y un técnico en vendajes o él mismo te extraerá el yeso utilizando una sierra especial. La hoja de la sierra es completamente roma. Son sus vibraciones las que permiten romper el yeso, de modo que la sierra no puede hacerte daño en la piel. No intentes nunca extraerte el yeso. Podrías acabar volviéndote a lesionar (y necesitando un yeso nuevo cuando creías que ya te habías curado).

Es posible que la piel cubierta por el yeso tenga un aspecto extraño. Puede estar seca, cubierta de escamas y/o pálida y el pelo que la cubre parecerá más oscuro y recio de lo normal. Tus músculos estarán más pequeños y más débiles que antes. Se trata de algo completamente normal y de carácter temporal.

Necesitarás tomarte las cosas con calma durante un tiempo y tal vez hacer algunos ejercicios para volver a tener la extremidad lesionada en plena forma, pero no tendrá que pasar mucho tiempo para que puedas retomar todas las actividades que solías practicar.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2011





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Related Articles
Flash Interactivo: Cuerpo básico: huesos Cada vez que te precipitas por los corredores porque llegas tarde a una clase, anotas un punto a favor de tu equipo durante un partido, o juegas al pool con tus amigos, estás utilizando tus huesos, músculos y articulaciones. Sin estas partes importantes de tu cuerpo, tendrías serias dificultades: no podrías sentarte, pararte, caminar, ni hacer ninguna de las actividades que realizas a diario.
Qué esperar cuando te extraigan el yeso He aquí lo que puedes esperar en los próximos días y semanas a partir del momento en que te extraigan el yeso para que tu extremidad pueda concluir de forma satisfactoria el proceso de curación.
Huesos, músculos y articulaciones Cada vez que te precipitas por los corredores porque llegas tarde a una clase, anotas un punto a favor de tu equipo durante un partido, o juegas al pool con tus amigos, estás utilizando tus huesos, músculos y articulaciones. Sin estas partes importantes de tu cuerpo, tendrías serias dificultades: no podrías sentarte, pararte, caminar, ni hacer ninguna de las actividades que realizas a diario.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter