Alergia a los frutos secos y a los cacahuetes

Alergia a los frutos secos y a los cacahuetes

Read this in English(Nut and Peanut Allergy)

¡Menudo problema con los frutos secos y con los cacahuetes! Seguro que te generan problemas si eres alérgico a alguno de estos alimentos, y cada vez hay más niños que lo son.

Entonces, ¿de qué tipo de frutos secos estamos hablando? Por ejemplo, del cacahuete aunque, de hecho, no es realmente un fruto seco sino una legumbre, como las lentejas. También se puede ser alérgico a los frutos secos procedentes de los árboles, como las almendras, las nueces, las pacanas, los anacardos, la avellanas, las nueces de Brasil y los pistachos.

Cuando uno piensa en las alergias, lo más probable es que se imagine a una persona que le moquea constantemente la nariz y que estornuda sin parar. Pero, a diferencia de las alergias a las flores que crecen en primavera, las alergias a los cacahuetes o a los frutos secos pueden provocar dificultades para respirar y otros problemas graves. Por eso es muy importante que una persona alérgica a los frutos secos o a los cacahuetes evite ingerir estos alimentos, algo que puede resultar difícil, ya que se encuentran en muchos alimentos.

¿Por qué el cuerpo les coge manía a los frutos secos?

Cuando una persona tiene una alergia alimentaria, su cuerpo comete una equivocación. En lugar de tratar a un fruto seco o a un cacahuete como a cualquier otro alimento, el organismo reacciona como si estos alimentos fueran nocivos. Y, en un intento de autoprotección, el sistema inmunitario fabrica anticuerpos (unas sustancias químicas especiales diseñadas para luchar contra las infecciones) para que ataquen a dichos alimentos.

Estos anticuerpos, que reciben el nombre de inmunoglobulinas E (IgE), desempeñan la función de luchar contra los "invasores". Los anticuerpos IgE desencadenan la liberación de una serie de sustancias químicas, una de las cuales es la histamina. La liberación de esta sustancia puede afectar a los pulmones, el tubo digestivo, la piel y el sistema cardiovascular de la persona, provocándole síntomas alérgicos, como resuello, emisión de ruiditos (o "pitos") al respirar, dolor de estómago, vómitos, urticaria con picor e inflamación.

Reacciones alérgicas

La persona con alergia a los frutos secos o a los cacahuetes puede presentar reacciones leves o bien reacciones más graves. La reacción alérgica puede ocurrir de inmediato o pocas horas después de la ingesta del alimento problemático.

He aquí algunos de los problemas que pueden provocar las reacciones alérgicas:

En los casos más graves, la alergia a los cacahuetes o a los frutos secos puede provocar anafilaxia. Se trata de una reacción repentina y de riesgo de vida en la que ocurren varios problemas al mismo tiempo: la tensión arterial de la persona puede bajar drásticamente, sus vías respiratorias se pueden estrechar y se le puede hinchar la lengua.

La gente que se expone a este tipo de reacciones debe tener mucho cuidado y necesita tener un plan de acción contra la alergia a utilizar en caso de emergencia, momento en que deberá utilizar un medicamento especial para impedir que sus síntomas empeoren.

¿Cómo se diagnostica una alergia a frutos secos o a cacahuetes?

Si tu médico sospecha que podrías ser alérgico a frutos secos o a cacahuetes, lo más probable es que te remita a un alergólogo (un médico especializado en las alergias). El alergólogo te formulará algunas preguntas sobre las reacciones que has presentado previamente y sobre el tiempo que suele transcurrir entre la ingesta del alimento y la aparición de los síntomas.

El alergólogo también te preguntará si hay algún otro miembro en tu familia que tiene alergias o afecciones relacionadas con la alergia, como el eccema o el asma. Aunque los investigadores todavía no están seguros de por qué algunas personas desarrollan alergias alimentarias y otras no, saben que esta afección suele darse en familias.

Es posible que el alergólogo te practique una prueba cutánea. Es una forma de comprobar cómo reacciona tu cuerpo a cantidades muy reducidas del cacahuete o del fruto seco particular que parece generarte problemas. El alergólogo utilizará extractos líquidos de ese alimento. (Un extracto líquido es una versión líquida de algo que normalmente no es líquido sino sólido.) Es posible que también utilice extractos líquidos de otros alimentos o sustancias que suelen desencadenar reacciones alérgicas.

El médico te raspará ligeramente la piel (lo notarás como un breve pinchacito superficial). De este modo, las gotitas de los extractos líquidos podrán entrar en tu piel. El médico te impregnará distintos puntos de la piel con distintos tipos de extractos para saber cómo reacciona tu piel a cada una de esas sustancias. Si se te forman unos granitos rojizos que sobresalen sobre la superficie de la piel en alguno de esos puntos, significará que eres alérgico a la sustancia del extracto que lo impregna.

Algunos médicos también extraen una muestra de sangre a sus pacientes y las envían a un laboratorio. Allí las combinarán con algunos extractos de alimentos y comprobarán si se detectan o no anticuerpos.

Es importante que recuerdes que, a pesar de que el médico te haga pruebas para detectar alergia alimentaria exponiéndote a cantidades muy reducidas de los alimentos que podrían estar provocándotelas, ¡tú no deberías probarlo nunca en tu casa! El mejor sitio para hacer una prueba de alergia es la consulta del médico, donde el personal está muy bien preparado y podría darte un medicamento de inmediato si presentaras una reacción grave.

¿Cómo se trata?

No hay ningún medicamento específico para tratar las alergias a los frutos secos o a los cacahuetes y la mayoría de la gente no las supera con la edad. La mejor forma de tratarlas consiste sencillamente en evitar el alimento que las provoca. Esto implica, evidentemente, no ingerir el fruto seco o el cacahuete en cuestión ni ingerirlo cuando se combina con otros alimentos. (¡A veces estos alimentos ni siquiera saben a frutos secos! ¿Sabías que la salsa de chile a veces se espesa utilizando cacahuetes?)

Una forma de mantenerse seguro consiste en leer atentamente todas las etiquetas de los envases y prestar atención a la información que contienen sobre el proceso de fabricación. Algunos alimentos no contienen cacahuetes ni frutos secos, pero se han fabricado en las mismas instalaciones que otros productos elaborados con estos alimentos. El problema consiste en que, al utilizarse la misma maquinaria para fabricar distintos productos, se produce una "contaminación cruzada". Es lo mismo que puede ocurrir en tu casa si alguien se prepara un bocadillo de manteca de cacahuete y luego introduce el mismo cuchillo en un frasco de gelatina.

Después de leer el listado de ingredientes, busca en la etiqueta frases similares a las siguientes:

Las personas alérgicas a los frutos secos o a los cacahuetes también deben evitar aquellos alimentos cuyas etiquetas contengan alguna de las anteriores afirmaciones. Algunos de los alimentos de mayor riesgo para una persona alérgica a los frutos secos o a los cacahuetes son:

Algunos comedores escolares disponen de mesas donde solo se sirven comidas que no contengan cacahuetes. Habla con tu médico sobre si deberías sentarte en una mesa de este tipo. Asimismo, pregúntale que deberías hacer cuando te encuentres en situaciones complicadas, como un restaurante o estadio donde mucha gente está pelando cacahuetes al mismo tiempo. Hay muy poca gente alérgica a los frutos secos que presenta reacciones cuando se expone solo a partículas aerotransportadas pero, de todos modos, háblalo con tu médico.

Ten un plan de emergencias

Si tienes una alergia grave a los frutos secos o a los cacahuetes, deberías elaborar, junto con tus padres, un plan de acción para saber cómo afrontar una reacción alérgica en caso de emergencia. De este modo, tus profesores, la enfermería de tu centro de estudios, tus monitores y tus amigos, o sea, todo el mundo, sabrá en qué consiste una reacción alérgica grave (o anafilaxia) y cómo se debe responder en el caso de que ocurra.

Para tratar la anafilaxia, los médicos recomiendan que la gente con alergia a los frutos secos o a los cacahuetes lleve siempre encima un inyectable de adrenalina (o epinefrina). Este inyectable se vende en envases fáciles de llevar, de aspecto muy similar a un bolígrafo. Deberás hablar con tus padres sobre si es mejor que seas tú quien lleve el inyectable encima o si hay algún miembro de tu centro de estudios que se puede encargar de que lo tengas siempre a mano. También deberás elegir a alguien para que se encargue de ponerte la inyección.

Es posible que también te interese llevar encima medicación antihistamínica aunque, en el caso de que se produzca una reacción anafiláctica, los antihistamínicos nunca son un buen sustituto de la adrenalina. Después de ponerte la inyección de adrenalina, necesitarás ir al hospital o a otro establecimiento de salud, donde te tendrán bajo observación durante por lo menos cuatro horas para asegurarse de que la reacción está bajo control y de que no la vuelves a presentar.

Cómo abordar la alergia a los frutos secos o a los cacahuetes

Si eres alérgico a los frutos secos o a los cacahuetes, no te avergüences por ello. Es importante que se lo expliques a tus amigos y parientes, así como a tus entrenadores y profesores. Cuanta más gente lo sepa, más preparado estarás, ya que te podrán ayudar a mantenerte alejado de los alimentos problemáticos.

El hecho de informar a los camareros en los restaurantes también es muy importante porque ellos te ayudaran a evitar las comidas que contengan frutos secos o cacahuetes. Asimismo, tu monitor y tu profesor podrán elegir tentempiés para todo el grupo que no contengan frutos secos ni cacahuetes.

Aunque es magnífico poder contar con gente, como tus padres, que te ayuda a evitar los frutos secos o los cacahuetes, también debes aprender a evitarlos por ti mismo.

Revisado por: Magee L. Defelice, MD, y Sheelagh M. Stewart, RN, MPH
Fecha de revisión: octubre de 2011





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteCentros para el Control y la Prevencion de Enfermedades
Web SiteMiPlato Usted encontrara una gran cantidad de sugerencias que puede ayudarle a empezar una dieta saludable.
Web SiteInstituto Nacional de Salud Mental
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter