Compartir la cama y su bebé

Compartir la cama y su bebé

(Cosleeping and Your Baby)

La práctica de dormir juntos, o de que los padres compartan la cama con su niño lactante, es controversial en Estados Unidos. Los partidarios de compartir la cama consideran que la cama de los padres es el lugar más adecuado para un lactante. Pero ¿es seguro?

¿Por qué algunas personas eligen compartir la cama?

Los partidarios de compartir la cama consideran (y algunos estudios respaldan sus creencias) que compartir la cama:

Pero ¿son mayores los riesgos que los beneficios de compartir la cama?

¿Es seguro compartir la cama?

A pesar de los posibles beneficios, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC) de EE. UU. advierte a los padres que no deben hacer dormir a sus lactantes en camas de adultos, y declara que esa práctica pone a los bebés en riesgo de asfixia y estrangulación. La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recomienda la práctica de que los bebés compartan la habitación con sus padres, sin compartir la cama. De acuerdo con la AAP, la práctica de compartir la habitación es una forma de reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita infantil (SIDS).

Compartir la cama es una práctica ampliamente extendida en muchas culturas no occidentales. Sin embargo, las diferencias en los colchones, los accesorios de cama y otras prácticas culturales pueden explicar el riesgo menor en esos países, en comparación con Estados Unidos.

De acuerdo con la CPSC, de enero de 1990 a diciembre de 1997, al menos 515 muertes de lactantes y niños menores de 2 años de edad se relacionaron con el hecho de que dormían en camas para adultos:

Los defensores de compartir la cama dicen que no es inherentemente peligroso, y que la CPSC exageró al recomendar que los padres nunca durmieran con niños menores de 2 años de edad. Los partidarios de compartir la cama creen que los padres no girarán sobre un bebé porque son conscientes de la presencia del bebé; incluso mientras duermen.

Sin embargo, las personas que no deben compartir la cama con un lactante incluyen:

¿Qué sucede con el SIDS?

Pero ¿puede el hecho de compartir la cama causar el SIDS? La relación entre compartir la cama y el SIDS no está clara y se está investigando. Algunos investigadores que estudian el hecho de compartir la cama han sugerido que puede reducirse el riesgo de SIDS porque, cuando los padres comparten la cama con los bebés, tienden a despertarse más a menudo a lo largo de la noche.

Sin embargo, la AAP informa que algunos estudios sugieren que, en ciertas condiciones, compartir la cama puede aumentar el riesgo de SIDS, especialmente en los entornos que involucran a madres que fuman.

La CPSC también informó más de 100 muertes de lactantes entre enero de 1999 y diciembre de 2001 relacionados con riesgos ocultos para los bebés en las camas para adultos, los que incluyen:

Además de los riesgos potenciales de seguridad, compartir la cama con un bebé, a veces, no permite que los padres duerman bien. Y los lactantes que comparten la cama con sus padres pueden aprender a asociar el sueño con la cercanía con uno de los padres, lo que se puede convertir en un problema a la hora de la siesta o cuando el lactante tenga que ir a dormir antes de que el padre esté listo.

Cómo compartir la cama de la forma más segura posible

Si decide compartir la cama con su bebé, asegúrese de tomar estas precauciones:

Cómo realizar la transición para sacar el bebé de la cama de los padres

La mayoría de los expertos médicos consideran que el lugar más seguro para poner a un bebé a dormir es una cuna que cumpla con los estándares actuales y que no tenga accesorios suaves.

Si usted ha compartido la cama con su pequeño y desea no hacerlo más, hable con su médico acerca de la elaboración de un plan para cuando el bebé duerma en una cuna. La transición a la cuna es generalmente más fácil a los 6 meses (tanto para los padres como para el bebé), antes de que el hábito de compartir la cama y otros aspectos del desarrollo (como la ansiedad por separación) cobren importancia.

Sin embargo, la rutina de compartir la cama finalmente se interrumpirá en algún momento, ya sea de forma natural porque el niño lo desea o por elección de los padres.

Usted aún puede mantener a su pequeño cerca, sólo que no en su cama. Usted podría:

Por supuesto, el lugar donde duerme su hijo (ya sea en su cama o en una cuna) es una decisión personal. Conforme valora las ventajas y las desventajas, hable con el médico de su hijo acerca de los riesgos, los posibles beneficios personales y el arreglo que su familia prefiere.

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de la revisión: octubre de 2011





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Related Articles
Precauciones a prueba de niños para prevenir accidentes caseros ¿Cuándo fue la última vez que gateó sobre el suelo de su casa apoyándose sobre sus rodillas y sus manos? Probablemente nunca más desde que dejó de ser un niño. Tan extraño como puede resultar oirlo, quizás debería volver a intentarlo. El entorno que nos rodea diariamente es nuevo y digno de exploración a los ojos de los más jovenes, razón por la que es crucial que se arrodille a gatear y vea las cosas desde la perspectiva de sus hijos(as) pequeños.
Lactancia materna versus lactancia artificial La decisión de amamantar o dar el biberón a su bebé es una decisión muy personal. Pero hay algunos puntos que tal vez quiera tener en cuenta antes de decidir qué es mejor para usted y su recién nacido.
El síndrome de la muerte súbita en lactantes SIDS es la causa principal de muerte de bebés entre un mes y un año, llevando consigo la vida de aproximadamente 2,500 niños(as) cada año en los Estados Unidos. Todavía no puede predecirse a pesar de los años invertidos e investigación. Aún así, usted puede tomar pasos para reducir el riesgo de SIDS en su bebé.
Lavar la ropa del bebé ¡En cuanto llega un bebé a casa, parece como si las lavadoras se duplicaran! Muchos padres creen que deben utilizar un detergente especial para bebés para lavar la ropa del pequeño de la familia. Pero puede tranquilizarles saber que eso no suele ser necesario con la mayoría de bebés.
Todo sobre el sueño El sueño -o su falta- es probablemente el aspecto más discutido en el cuidado de los bebés. Los nuevos padres descubren su importancia vital durante las primeras semanas y meses de cuidar al bebé.
Guía para padres primerizos Ya pasaron los nueve largos meses de embarazo y la conmoción del parto y nacimiento de su primer bebé. Es hora de marcharse del hospital y llevar su nuevo bebito a la casa. ¡Ahora, es cuando usted se da cuenta que hay mucho que aprender!
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter