El Virus del Nilo Occidental

El Virus del Nilo Occidental

(West Nile Virus)

Durante los últimos veranos, la estación de los mosquitos se convirtió en algo más que una simple molestia en algunas zonas del país. La amenaza del virus del Nilo Occidental hizo que una picadura de mosquito se convirtiera en una causa de preocupación en todo Estados Unidos.

El virus del Nilo Occidental es transmitido por el mosquito Culex. Los mosquitos se infectan al alimentarse de aves infectadas y después transmiten el virus a los seres humanos y a los animales a través de las picaduras. Una vez que se encuentra en el torrente sanguíneo, el virus se multiplica y se propaga. Si el virus llega al cerebro, provoca una encefalitis: una inflamación del cerebro que puede afectar a todo el sistema nervioso. Si bien es infrecuente, la encefalitis es la complicación más grave asociada con el virus.

El virus del Nilo Occidental ha estado entre nosotros desde hace muchos años. Generalmente, se lo encuentra en África, Europa del Este, Asia occidental y Medio Oriente, pero hasta el año 1999 no había sido hallado en el hemisferio occidental.

A partir de ese momento, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés) han confirmado informes de infecciones de aves, mosquitos y personas con el Virus del Nilo Occidental en prácticamente todas las zonas del país. En el año 2008, aproximadamente 1300 personas se infectaron con el Virus del Nilo Occidental en los Estados Unidos.

No se sabe de qué manera entró el virus del Nilo Occidental en los Estados Unidos, pero los expertos aseguran que es muy similar a las cepas que existen en Medio Oriente.

Las probabilidades de que usted o su hijo contraigan el virus del Nilo Occidental son sumamente bajas. A continuación, veremos algunos datos sobre este virus:

No existen evidencias que indiquen que el virus del Nilo Occidental es transmitido por garrapatas, aves, ni por otros insectos además de los mosquitos. Es posible que su mascota se infecte, pero la mascota no puede transmitirle el virus. Además, si bien no se han encontrado pruebas concluyentes, los investigadores están estudiando si los fetos de las mujeres embarazadas infectadas con el virus del Nilo Occidental pueden ser dañados por el virus.

La mayor parte de las veces, la infección causada por el virus del Nilo Occidental provoca una enfermedad leve. Una persona puede presentar síntomas similares a los de la gripe, tales como fiebre, dolor de cabeza, dolor en el cuerpo y, a veces, una erupción en la piel e inflamación en los ganglios. Las infecciones más severas pueden derivar en encefalitis, que incluye síntomas de jaqueca, fiebre elevada, rigidez en el cuello, desorientación y, en algunos casos, convulsiones. Aunque es bastante inusual, la infección severa por el virus del Nilo Occidental en personas jóvenes y saludables puede resultar fatal, pero son las personas mayores quienes presentan más riesgos de complicaciones graves a causa del virus.

El período de incubación del virus del Nilo Occidental suele ser de entre 5 y 15 días. En el norte de los Estados Unidos, las infecciones ocurren principalmente en el verano y a principios del otoño, pero en las zonas más cálidas del sur, el virus se puede transmitir durante todo el año.

¿Qué puede hacer para protegerse del virus del Nilo Occidental? El CDC recomienda tomar las siguientes precauciones:

Si su hijo presenta algún síntoma del virus del Nilo Occidental, consulte inmediatamente a su médico. El médico determinará el riesgo del niño en función del lugar en el que vive o de si ha viajado a una zona en la que hay mosquitos infectados. Si el doctor sospecha que existe una infección con el virus del Nilo Occidental, se tomarán muestras de sangre y se enviarán a un laboratorio a fin de determinar si existe infección.

No se cuenta con un tratamiento específico para la encefalitis del Nilo Occidental, salvo la terapia de apoyo (como la hospitalización, la administración de fluidos por vía intravenosa y la asistencia respiratoria) en los casos graves. Los antibióticos no resultan útiles, porque la enfermedad del Nilo Occidental es causada por un virus y no por bacterias. Actualmente, no existe una vacuna contra el virus.

Desde la epidemia del año 1999, el público desempeñó un papel fundamental y ayudó a rastrear la infección del virus del Nilo Occidental alertando a las autoridades ante la aparición de aves infectadas por el virus. Es esencial la vigilancia continua para mantener el virus bajo control. Si ve un pájaro muerto en su zona, no lo toque. Por el contrario, comuníquese inmediatamente con el departamento de salud local o del estado. Una vez que se descubre la presencia del virus en una zona (aun antes de detectar el primer caso de enfermedad en seres humanos), se pueden tomar medidas de control contra los mosquitos, que incluyen la fumigación extensiva con pesticidas contra mosquitos adultos y larvas.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: agosto de 2009





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Articles
Infecciones por Shigella Shigella, que debe su nombre al científico japonés que la descubrió en 1897, es un tipo de bacteria que puede infectar el aparato digestivo. Hay cuatro grupos diferentes de Shigella que pueden infectar a los humanos, algunos de ellos provocan una enfermedad leve, y en otros más grave.
Malaria El paludismo está causada por cuatro tipos distintos de parásitos unicelulares de la especie Plasmodium, que son transportados por unos mosquitos que se han infectado con este parásito al picar a alguien que ya tenía la enfermedad. El paludismo se transmite a otras personas cuando los mosquitos infectados les pican.
Infecciones por campylobacter Campylobacter es un tipo de bacteria que infecta el tracto gastrointestinal que generalmente se transmite a través de alimentos o agua contaminados. Esto incluye carnes (especialmente el pollo), el agua que se extrae de fuentes contaminadas (riachuelos de la montaña o ríos que están cerca de donde pacen los animales), y leche o productos lácteos que no han sido pasteurizados.
La gonorrea La gonorrea afecta mayoritariamente a adolescentes y adultos jóvenes. Los expertos creen que cientos de miles de casos ni se detectan ni se tratan debido a que la infección no siempre se asocia a síntomas fáciles de percibir.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter