Qué hacer si tienes una crisis asmática

Qué hacer si tienes una crisis asmática

(Dealing With an Asthma Flare-Up)

Si tienes asma, probablemente sabrás algo sobre las crisis asmáticas. Las crisis asmáticas ocurren cuando los síntomas asmáticos empeoran.

Qué puede ocurrir

Durante una crisis asmática, puedes presentar:

Las crisis asmáticas ocurren porque las vías respiratorias de los pulmones están más irritadas e inflamadas que lo habitual. Los pulmones es posible que segreguen una mucosidad pegajosa que obtura parcialmente las vías respiratorias. Y los músculos que hay alrededor de estas vías se contraen, estrechándolas todavía más. Estos problemas que afectan a los pulmones dificultan tanto la inspiración (coger aire) como la espiración (sacar aire).

Para aprender a controlar las crisis asmáticas, deberás conocer las señales que te envía tu cuerpo sobre la probable inminencia de una crisis, tener un plan para afrontar la crisis y prevenir futuras crisis asmáticas medicándote y evitando los desencadenantes.

Detecta las pistas

Si ya has tenido varias crisis asmáticas, tal vez te des cuenta de que, cuando se avecina una crisis, te encuentras de determinada manera. Tal vez tengas opresión de pecho, picor en la garganta o sensación de cansancio. ¿O empiezas a toser a pesar de no estar acatarrado? Si tienes un medidor de flujo espiratorio máximo (un dispositivo que mide la cantidad de aire exhalado por los pulmones), este podría ser un buen momento para utilizarlo.

Ten un plan de acción

Si tienes la sensación de que se te está avecinando una crisis asmática, pide ayuda. Informa a las personas que te rodean de lo que te está ocurriendo y después aplica tu plan de acción contra el asma. Este es un programa escrito que habrá elaborado tu médico donde se indica qué medicamento debes tomar y qué debes hacer a continuación. Es tentador intentar ignorar una crisis asmática o esperar a que se te pase sola. No lo hará y tú podrías acabar en Urgencias.

Cuando tengas una crisis, es importante que mantengas la calma y te centres en lo que indica tu plan de acción contra el asma. Probablemente tu médico te habrá enseñado a utilizar la medicación de rescate contra el asma (o de alivio rápido) y, si sabes qué es lo que te ha desencadenado los síntomas, aléjate de ello. A veces eso será lo único que necesitarás hacer para volver a tener el asma bajo control.

En otras ocasiones, si la crisis es más grave, es posible que necesites más ayuda. Lo más importante es que tengas preparado con antelación un plan de acción que habrás elaborado con tu médico para saber qué hacer cuando tengas un ataque, independientemente de que sea leve o fuerte.

Prevé las crisis

Las crisis asmáticas se pueden controlar, pero todavía es mejor evitar que ocurran en primer lugar. Una forma de conseguirlo es manteniéndose alejado de los elementos que te desencadenan los síntomas asmáticos siempre que sea posible.

Muchas personas que padecen asma también tienen alergias, de modo que los desencadenantes habituales de las crisis asmáticas incluyen elementos que también provocan reacciones alérgicas. Algunos de ellos son los animales domésticos, los ácaros del polvo, el moho y las cucarachas. Hay otros desencadenantes que no provocan reacciones alérgicas, pero sencillamente irritan las vías respiratorias. Entre ellos se incluyen el humo del tabaco, el aire frío, el ejercicio físico e infecciones como los catarros. Si logras mantenerte alejado de los desencadenantes, podrás evitar muchas crisis asmáticas.

Si el médico te ha recetado un medicamento de control del asma (o de tipo preventivo), el hecho de tomártelo tal y como él te ha indicado es otra forma de evitar las crisis asmáticas. Los medicamentos preventivos se deben tomar regularmente, incluso los días en que te encuentres bien.

Algunas crisis asmáticas son graves y otras son leves. Las crisis asmáticas pueden ser repentinas, pero también se pueden ir preparando a lo largo del tiempo, sobre todo si no has tomado la medicación contra el asma. No podrás evitar todas las crisis, o sea que lo mejor es estar preparado por si tuvieras una.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de la revisión: agosto de 2011





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Related Articles
Asma causada por alergias El asma causada por alergias es un tipo de asma común en los niños. En estos niños, los síntomas de asma son causados por reacciones alérgicas a, por ejemplo, ácaros, polen o polvillo proveniente de los animales.
Asma inducida por el ejercicio Algunas personas sufren de asma inducida por el ejercicio.
Ataque de asma El momento en el que los síntomas del asma, como el resuello, la tos o la falta de aire, se agravan, se vuelven más frecuentes, o ambas cosas, se conoce como ataque de asma (también, "brote o episodio").
¿Pueden afectar las condiciones meteorológicas a una persona con asma? Los estudios científicos muestran que las condiciones meteorológicas pueden afectar a los síntomas asmáticos. Algunas personas comprueban que sus síntomas asmáticos empeoran en determinadas épocas del año. A otras personas, una fuerte tormenta o un cambio de tiempo repentino les puede desencadenar un ataque.
¿Qué es un plan de acción o actuación contra el asma? Un plan de acción contra el asma, o plan personal para controlar el asma, es un programa escrito que tu médico desarrollará con tu colaboración. Está diseñado para ayudarte a mantener el asma a raya, a fin de que no interfiera con tus verdaderos planes, es decir, no te impida hacer deporte, entrenar, ir a fiestas, o hacer lo que quieras hacer.
¿Las alergias provocan asma? ¿Son las alergias la causa del asma? La respuesta a esta pregunta es: sí y no. Las personas que padecen determinados tipos de alergia tienen más probabilidades de desarrollar asma.
¿Qué es un medidor de flujo espiratorio máximo? Uno de los aspectos más traicioneros del asma es que no siempre puedes evitar los desencadenantes. La contaminación, el polen, el moho y otros alergenos a menudo están en el aire que respiras. Y, a pesar de que no sientas sus efectos, esos desencadenantes te pueden estar irritando las vías respiratorias. En otras palabras, es posible que se esté avecinando una crisis asmática sin que notes absolutamente nada.
¿Cómo puedo afrontar mi asma? Quizá has tenido que lidiar con el asma desde que eras pequeño, o tal vez te acaban de informar que tienes asma. Quizá sólo tienes respiración sibilante cuando haces ejercicio, o tal vez se te hace difícil respirar cuando hay gatos cerca. Cualquiera sea el caso, el asma puede complicarte mucho la vida.
Asma inducida por ejercicio (AIE) La mayoría de personas asmáticas (hasta el 90%) tienen síntomas cuando hacen ejercicio físico. Y algunas personas tienen síntomas asmáticos sólo cuando hacen ejercicio físico. Este trastorno se denomina asma inducida por ejercicio (AIE).
¿Qué es una crisis asmática? Para las personas que tienen asma, las vías respiratorias que llevan aire a los pulmones son un problema. Siempre están un poco inflamadas e irritadas, pero, durante una crisis asmática (también denominada ataque de asma), el problema se agrava.
Fumar y el asma Es posible que en tu casa haya un álbum de fotos familiar lleno de escenas donde la gente está fumando, desde las fiestas de cumpleaños hasta las comidas de trabajo. Esto se debe a que hubo un tiempo en que el hábito de fumar estaba bien aceptado en cualquier sitio - incluso en las consultas de los médicos.
Cómo evitar la sala de emergencias si tienes asma Ir a Urgencias es el último recurso para una persona que tiene asma. Si no consigues controlar una crisis - y tus medicinas no parecen surtir efecto o te has olvidado de coger el inhalador - deberás acudir a un servicio de Urgencias médicas para que te traten y puedas volver a respirar sin dificultad.
Asma Algunas personas parecen tener una predisposición innata para hacer determinadas cosas. Tal vez conozcas a una chica que tiene un don especial para el deporte — si le calzas unas bambas, saldrá disparada como una flecha.
El asma y escuela Hay muchos chicos y chicas de tu edad que padecen asma. Y, si controlas bien tu asma, reducirás las probabilidades de tener ataques muy fuertes y de tener que acudir a toda prisa a la enfermería de tu escuela, la consulta médica o un servicio de urgencias.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter