La enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme

Read this in English(Lyme Disease)

La enfermedad de Lyme se suele asociar a áreas arboladas o cubiertas de hierba donde viven ratones y ciervos. En EE.UU., abunda especialmente en el noreste, la parte noroccidental bañada por el Pacífico y los estados más septentrionales de la región central superior.

Sobre la enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme es una infección provocada por la bacteria Borrelia burgdorferi, que suele encontrarse en animales de tamaño reducido como los ratones. Las garrapatas del género Ixodes (conocidas como garrapatas de pata negra o del ciervo), que se alimentan de estos animales, pueden trasmitir la bacteria Borrelia burgdorferi a las personas a través de sus picaduras.

Las garrapatas son pequeñas y resultan difíciles de ver. Los ejemplares inmaduros, o ninfas, tienen aproximadamente el tamaño de una semilla de amapola y los adultos el de una semilla de sésamo.

Puesto que las garrapatas son difíciles de detectar y es fácil que sus picaduras pasen desapercibidas, es importante conocer y estar pendiente de los síntomas de la enfermedad de Lyme. De hecho, mucha gente que contrae esta enfermedad no recuerda haber recibido la picadura de una garrapata. La buena noticia es que no todas las picaduras de garrapata desencadenan la enfermedad de Lyme.

Signos y síntomas

La enfermedad de Lyme puede afectar a distintos sistemas del organismo, como el sistema nervioso, las articulaciones, la piel y el corazón. Los síntomas de esta enfermedad se suelen describir como si ocurrieran en tres fases (aunque todas las personas experimentan las tres fases):

  1. Generalmente, el primer signo de infección es una erupción o sarpullido de forma circular, que aparece de una a dos semanas después de haber contraído la infección. Aunque se considera típica de la enfermedad de Lyme, muchos de los afectados no la desarrollarlan.
    La erupción suele tener un aspecto característico que recuerda a un "ojo de buey", con un punto circular rojo en el centro rodeado de una parte de piel envuelta por un sarpullido rojo en forma de anillo que se va expandiendo hacia el exterior. También puede tener el aspecto de un anillo de un rojo intenso que se extiende. Puede ser caliente al tacto y no suele doler ni picar. Este tipo de erupción puede ser difícil de detectar en personas de piel oscura o morena, donde puede parecer un simple moretón.

    Esta erupción suele desaparecer aproximadamente al cabo de un mes.
  2. Junto con la erupción, los afectados pueden presentar síntomas gripales, como ganglios linfáticos inflamados, fatiga, dolor de cabeza y molestias musculares. Aun sin tratamiento, estos síntomas iniciales pueden remitir por sí solos. Pero en algunas personas la infección se puede extender a otras partes del cuerpo. Los síntomas de esta fase de la enfermedad de Lyme suelen aparecer varias semanas después de la picadura de garrapata, incluso en aquellas personas que no han presentado antes la erupción inicial. Los afectados pueden sentirse sumamente cansados e enfermos o presentar erupciones en otras áreas del cuerpo alejadas del lugar de la picadura.

    La enfermedad de Lyme puede afectar al corazón, provocando arritmias cardíacas y/o dolor torácico. Se puede extender al sistema nervioso, provocando parálisis facial (parálisis de Bell), así como hormigueo y pérdida de sensibilidad en brazos y piernas. Y puede acabar cursando con dolor de cabeza y rigidez de nuca, que pueden ser signos de una meningitis.
  3. Si las dos primeras fases de la enfermedad de Lyme no se detectan y/o no se tratan de forma adecuada, puede sobrevenir la tercera y última fase. Los síntomas de esta fase de la enfermedad de Lyme pueden aparecer en cualquier momento desde varias semanas hasta varios años después de la picadura infecciosa (con un promedio de seis meses). En la población infantil suelen aparecer en forma de artritis (inflamación de las articulaciones), sobre todo de rodilla ú otras articulaciones grandes.

Puesto que cuenta con un abanico tan amplio de síntomas, la enfermedad de Lyme puede ser difícil de diagnosticar por el personal médico, aunque existen análisis de sangre que permiten detectar la reacción del organismo ante esta enfermedad.

bulls eye rash illustration

Cuándo llamar al pediatra

Si cree que su hijo puede haber contraído la enfermedad de Lyme o si le ha picado una garrapata, póngase en contacto con su pediatra. Aunque hay otras afecciones que pueden ocasionar síntomas similares a los que acabamos de describir, siempre es conveniente ponerse en contacto con el pediatra, especialmente si su hijo desarrolla una erupción de color rojo en forma de anillo, síntomas gripales de larga duración, dolor e inflamación articular o parálisis facial. De este modo, su hijo podrá ser evaluado y, en caso necesario, recibir un tratamiento adecuado antes de que la enfermedad evolucione a etapas posteriores.

Prevención

No hay ninguna forma infalible para evitar contraer la enfermedad de Lyme. Pero hay muchas formas de minimizar el riesgo de contraerla.

Esté pendiente de las garrapatas en las áreas de alto riesgo de infestación, como las áreas oscuras y húmedas cubiertas de vegetación, las zonas de abundante hierba crecida, matorrales, arbustos y árboles de ramas bajas. Los prados, céspedes y jardines también pueden albergar garrapatas, sobre todo en los márgenes de los bosques y alrededor de muros viejos de piedra (áreas donde abundan los ratones y los ciervos, principales huéspedes de las garrapatas que trasmiten la enfermedad de Lyme).

Si usted o sus hijos pasan mucho tiempo al aire libre, adopten las siguientes precauciones:

Si utilizan un insecticida que contenga DEET, sigan al pie de la letra las instrucciones de uso del producto y no se apliquen más cantidad de la necesaria. Apliquen DEET en los cuellos de las camisas y camisetas, los puños de las mangas y las vueltas y los dobladillos de los pantalones, y aplíquenselo directamente solo en las áreas de piel que vayan a quedar expuestas al exterior. Asegúrense de quitarse el producto lavándose bien cuando regresen a casa.

En la actualidad, no existe ninguna vacuna contra la enfermedad de Lyme comercializada en EE.UU.

Tratamiento

La enfermedad de Lyme se suele tratar con un ciclo de antibióticos de 2 a 4 semanas de duración. Los casos que se diagnostican pronto y que se tratan con antibióticos casi siempre tienen buen pronóstico. Una persona afectada por esta enfermedad debería volver a la normalidad varias semanas después de iniciar el tratamiento.

Contagio

La enfermedad de Lyme no es contagiosa de persona a persona, de modo que no se puede trasmitir a otras personas. Pero una persona la puede contraer en más de una ocasión si la pican de forma sucesiva garrapatas que se suelen alimentar de ciervos, que viven en áreas arboladas o que les han trasmitido sus propias mascotas. De modo que siga actuando con precaución a pesar de que su hijo ya haya padecido la enfermedad de Lyme.

Si encuentra una garrapata

Debería aprender a arrancar garrapatas por si detectara una sobre su piel o la piel de su hijo. En primer lugar, no se deje dominar por el pánico. El riesgo de contraer la enfermedad de Lyme tras recibir una picadura de garrapata oscila entre el 1 y el 3%. Además, cuando una garrapata se adhiere a la piel de una persona, tarda de 24 a 48 horas en transmitir las bacterias que provocan la enfermedad de Lyme. (No obstante, para garantizar la seguridad de su familia, debería extraer cualquier garrapata lo antes posible.) Por eso es tan recomendable que las personas que viven en áreas de alto riesgo inspeccionen diariamente sus cuerpos en busca de garrapatas.

Si detecta una garrapata:

Un aviso de precaución: no utilice "remedios caseros", como la vaselina o una cerilla encendida, para matar una garrapata. Estos métodos no solo no permiten extraer la garrapata sino que pueden hacer que el insecto escarbe todavía más profundo en la piel y segregue más saliva (lo que incrementaría las probabilidades de trasmisión de la enfermedad de Lyme).

Las picaduras de garrapata no suelen doler; aquí reside parte de la dificultad de saber si una persona padece o no la enfermedad de Lyme, ya que el dolor es una señal de alarma que ayuda a detectar problemas. Por lo tanto, esté pendiente de las garrapatas y de las erupciones que presenten los miembros de su familia y llame al médico si hay algo que le preocupa.

Revisado por: Stephen C. Eppes, MD
Fecha de la revisión: agosto de 2011





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteCentros para el Control y la Prevencion de Enfermedades
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Web SiteCuidadoDeSalud.Gov Tome el control del cuidado de su salud.
Related Articles
La enfermedad de Lyme La mejor forma de prevenir la enfermedad de Lyme consiste en prevenir las picaduras de garrapata.
Evalúe el riesgo de contraer la enfermedad de Lyme por parte de su hijo A pesar de que el riesgo de contraer la enfermedad de Lyme tras recibir una picadura de garrapata solo oscila entre el 1 y el 3%, es importante tener presentes los factores que influyen sobre este riesgo.
La enfermedad de Lyme Probablemente ya habrás oído hablar sobre la enfermedad de Lyme. Se suele asociar con áreas arboladas y los prados donde viven los ciervos. La enfermedad de Lyme es más frecuente en el noreste de EE.UU. y la parte noroccidental de EE.UU. bañada por Pacífico, así como en los estados más septentrionales de la región central superior de EE.UU.
¿Cuál es mi riesgo de contraer la enfermedad de Lyme? ¿El pensar en la enfermedad de Lyme (Lyme disease) te está haciendo pensar que estarías más seguro en el confort de tu habitación en lugar de estar al aire libre? Antes de que salgas a comprar un buen abastecimiento de juegos de video, a continuación te proporcionamos información para ayudarte a calcular tu riesgo de contraer la enfermedad de Lyme.
¡Ay! ¡Me ha picado una garrapata! Algunas garrapatas son portadoras de enfermedades pueden contagiar a las personas a quienes pican.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter