¡Ay! ¡Me picó una roja o colorada!

¡Ay! ¡Me picó una roja o colorada!

(Hey! A Fire Ant Stung Me!)

Qué es una hormiga roja o colorada

Existen muchos tipos de hormigas roja o colorada y se encuentran por todo el sudeste y sudoeste de los Estados Unidos. La hormiga roja importada es la clase más común y agresiva. Esta hormiga es de color marrón rojizo y mide aproximadamente 1/8 pulgada de largo [3mm.] (casi la mitad del tamaño de un borrador de lápiz).

Las hormigas rojas importadas viven en colonias; primero hacen un nido en el suelo y luego forman un montículo de tierra sobre éste. ¡Estos montículos pueden medir hasta 18 pulgadas de alto (46 cm.) y más de 2 pies de ancho (60 cm.)! Los nidos de las hormigas rojas importadas pueden encontrarse en el césped, los parques, las zonas de juego y el campo. Algunas hormigas rojas importadas hacen sus nidos en las paredes de los edificios.

Qué aspecto tiene y que sensación produce la picadura de una hormiga de fuego

Cuando una hormiga roja pica a una persona, ésta sentirá un dolor agudo y quemazón. Si una persona pisa un montículo de hormigas rojas, recibirá varias picaduras a la vez, ya que han sido perturbadas en el lugar donde viven. Al día siguiente, cada picadura se convertirá en una ampolla que picará.

Qué debes hacer

Si alguna vez crees que te ha picado una hormiga roja, avisa inmediatamente a un adulto. El veneno de las picaduras de hormigas roja puede producir una ligera hinchazón en la zona de la picadura, y puede que el médico quiera echarle un vistazo para asegurarse de que no tienes una reacción alérgica. A veces, se puede producir una reacción alérgica parecida a la que provoca la picadura de una abeja, es decir, con problemas respiratorios u opresión en el pecho o la garganta. Si aparecen estos síntomas, la persona requiere asistencia médica inmediata.

Pero, en la mayoría de los casos, puedes seguir los siguientes pasos después de recibir la picadura de una hormiga de fuego:

Qué hará el médico

Si el médico determina que tienes una reacción alérgica a la picadura de una hormiga roja, te recetará un medicamento para controlar la inflamación y aliviar la picazón.

Cómo evitar las picaduras

La mejor manera de evitar las picaduras de hormigas de fuego es no quitándote los zapatos mientras juegas cerca de montículos de hormigas de fuego. Si te encuentras con una hormiga de fuego, jamás la toquetees o intentes jugar con ella.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: abril 2013





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Articles
¡Ay! ¡Me picó un piojo! El piojo es un parásito marrón y gris ?parásito significa que se alimenta de otros seres vivos.
¡Ay! ¡Me picó una pulga! La pulga es un pequeño insecto (no más grande que la cabeza de un alfiler) de color marrón y con un duro caparazón. Las pulgas tienen pequeñas garras en los extremos de las patas que les permiten adherirse a las personas u otros animales de sangre caliente para beberse su sangre.
¡Ay! ¡Me picó una reclusa parda! La araña reclusa parda es uno de los pocos tipos de arañas venenosas de los Estados Unidos. Forma parte de la familia de los arácnidos, que no sólo incluye a las arañas, sino también a las garrapatas, los ácaros y los escorpiones.
¡Ay! ¡Me picó una tarántula! La tarántula es una araña negra y peluda que mide alrededor de 2-3 pulgadas de largo [5-7,5 cm.] (aproximadamente la longitud de una crayola). Pertenece a la familia de los arácnidos, que también incluye a los ácaros, las garrapatas y los escorpiones.
¡Ay! ¡Me picó un jején! El jején también se conoce como mosca negra, aunque puede ser negro o gris. Se trata de un insecto muy pequeño, no más grande que la cabeza de un alfiler.
¡Ay! ¡Me picó un mosquito! El mosquito es un insecto que se encuentra en todas partes del mundo. Existen miles de clases de mosquitos, de diferentes tamaños y colores. El mosquito hembra necesita de la sangre de los vertebrados (los animales que tienen columna vertebral) para poner huevos y producir más mosquitos.
¡Ay! ¡Me picó una araña viuda negra! La viuda negra es una de las pocas arañas venenosas que hay en los Estados Unidos. Pertenece a la familia de los arácnidos, que no solo incluye a las arañas, sino también a las garrapatas, los ácaros y los escorpiones.
¡Ay! ¡Me picó una chinche! La chinche es un pequeño insecto (aproximadamente del tamaño de un borrador de lápiz) aplanado y de color marrón rojizo que puede encontrarse en casas del mundo entero. Se esconde durante el día y sale de noche en busca de sangre.
¡Ay! ¡Me picó una nigua! Las niguas son un tipo de ácaro rojo muy pequeño (la mayoría sólo pueden verse con una lupa). Los ácaros no son insectos; son arácnidos, por lo que pertenecen a la misma familia que las arañas, los escorpiones y las garrapatas.
¡Ay! ¡Me picó una abeja! Abeja, o abeja melífera, es el término que muchas personas utilizan para describir cualquier insecto volador con alas y un aguijón. Pero, en realidad, las abejas melíferas son solo una variedad del grupo de insectos que incluye a las avispas, los avispones, las hormigas rojas y las avispas “chaqueta amarilla”.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter