Infecciones transmitidos por las mascotas

Infecciones transmitidos por las mascotas

Read this article in English(Infections That Pets Carry)

Cuidar de una mascota familiar es una gran experiencia de aprendizaje para un niño, puesto que le enseña a un nivel práctico los conceptos de responsabilidad, delicadeza y respeto por los seres vivos. Al igual que los adultos, los niños se pueden beneficiar también de la compañía y del cariño de sus mascotas, así como de la relación que comparten con ellas.

Pero los animales en general y las mascotas en particular pueden trasmitir infecciones a los seres humanos, especialmente a los niños. Por lo tanto, si se está planteando la posibilidad de tener una mascota o ya tiene una, es importante que sepa cómo proteger a su familia de las infecciones que les podría trasmitir.

Cómo propagan infecciones las mascotas

Al igual que los seres humanos, todos los animales son portadores de gérmenes. Las enfermedades más habituales entre mascotas (como el moquillo, el parvovirus canino y la enfermedad del gusano del corazón) no se pueden trasmitir a los seres humanos.

Pero las mascotas también son portadoras de algunas bacterias, virus, parásitos y hongos que pueden provocar enfermedades en los seres humanos a quienes infectan. Los humanos desarrollan estas enfermedades trasmitidas por otros animales cuando reciben una mordedura o arañazo o cuando entran en contacto con excrementos, saliva o caspa animal.

Estas enfermedades pueden afectar a los seres humanos de muchas formas diferentes. Resultan más preocupantes cuando afectan a niños pequeños, lactantes, mujeres embarazadas y personas cuyo sistema inmunitario está debilitado debido a una enfermedad o a otra afección. Los niños que todavía no han cumplido 5 años son los que están más expuestos debido a que su sistema inmunitario todavía se encuentra en proceso de desarrollo. Además, algunas infecciones que solo enferman levemente a un adulto pueden resultar mucho más graves en este grupo de población.

Familias sanas, mascotas sanas

Pero tampoco es necesario que desista de adquirir una mascota o que eche de casa al peludo amigo de su familia. Las mascotas pueden enriquecer su vida familiar y, si usted adopta una serie de precauciones, podrá proteger a sus hijos de las enfermedades trasmisibles.

Proteger a su familia de las infecciones trasmitidas por las mascotas es algo que se ha de iniciar antes de que la mascota llegue a casa. Por ejemplo, no se debe permitir la presencia de reptiles ni de anfibios en una casa donde vivan lactantes y/o niños pequeños.

Considere también el estado de salud y la edad de sus hijos antes de adquirir una mascota. Una mascota que requiera que lo manipulen frecuentemente no es recomendable para ningún niño inmunodeprimido (como los niños afectados por una infección por el VIH, los que padecen cáncer y se están sometiendo a quimioterapia o los que utilizan prednisona con frecuencia). Los niños con eczema deberían evitar los acuarios.

Perros y gatos

Los perros y los gatos figuran entre las mascotas que tienen más adeptos pero pueden ser portadores de infecciones como (*):

Aves

Las aves que viven en casa como mascotas pueden trasmitir las siguientes enfermedades aunque vivan en jaulas:

Reptiles y anfibios

Los reptiles (desde los lagartos y las lagartijas hasta las serpientes y las tortugas) y los anfibios (como las ranas, los sapos y las salamandras) exponen a los niños al riesgo de contraer:

Otros animales

La manipulación y el cuidado de roedores, como los hámsters y los jerbos, o de peces pueden exponer a los niños al riesgo de contraer:

Precauciones a seguir al adoptar o comprar una mascota

Si tiene la intención de adoptar o comprar una mascota, asegúrese de que el criador, el refugio de animales o la tienda de animales a donde acude están bien acreditados y vacunan o todos los animales. Un criador bien acreditado debería estar afiliado a un club o asociación de criadores de carácter nacional o local, como el "American Kennel Club" (un club canino estadounidense que emite sus propias reglas sobre la crianza de perros). Póngase en contacto con la "Humane Society" de EE.UU. o con el futuro veterinario de su mascota para que le informe sobre los refugios de animales más próximos a su zona.

En cuanto elijan a la mascota de su familia, llévenla al veterinario para que le administre las vacunas pertinentes y le haga una exploración física. No se olvide de volver a vacunar a su mascota de acuerdo con el programa de vacunación que le recomiende el veterinario; así mantendrá sana a su mascota y reducirá las probabilidades de que pueda trasmitir infecciones a sus hijos.

También tendrá que alimentar diariamente a su mascota con alimentos nutritivos para animales (pida al veterinario información al respecto) y ofrecerle agua fresca. Evite alimentar a su mascota con carne cruda porque podría ser un importante foco de infecciones y no le deje beber el agua del váter, ya que se pueden trasmitir muchas infecciones a través de la saliva, la orina y las heces.

Limite el contacto que mantienen sus hijos pequeños con perros callejeros, que cazan y matan animales, porque los animales que ingieren carne infectada pueden contraer esa infección y trasmitirla a los seres humanos.

Cuidar de una mascota con seguridad

He aquí una serie de consejos para ayudar su familia a cuidar de su mascota con seguridad:

Observe atentamente a sus hijos cuando se relacionen con la mascota. Los niños pequeños son más proclives a contraer las infecciones que trasmite la mascota familiar porque gatean por el suelo, besan a la mascota, comparten alimentos con ella o le meten los dedos en la boca y luego se los llevan a sus propias bocas. Asimismo, si sus hijos van a un zoológico infantil, a una granja o a la casa de un amigo donde viven animales, asegúrese de que saben lo importante que es lavarse las manos.

Para garantizar la comodidad de su mascota y la seguridad de su familia, controle los problemas relacionados con las pulgas y las garrapatas. Las pulgas y las garrapatas pueden ser portadores de enfermedades muy fáciles de trasmitir a la población infantil. Existen medicamentos que se toman por vía oral para controlar las pulgas y las garrapatas; evite el collar anti-pulgas si tiene niños pequeños porque los niños lo pueden tocar y enfermar al inhalar las sustancias químicas que contiene. Fíjese regularmente en si su mascota tiene pulgas o garrapatas y fíjese también en las mordeduras y los arañazos, que pueden hacer a su mascota más vulnerable a las infecciones. Cuando salgan al exterior, lleve a su mascota atada con una correa y aléjela de aquellos animales que parezcan estar enfermos o no estar bien vacunados.

Y, para acabar, esterilice o cape a su mascota. Así reducirá su contacto con otros animales que podrían estar infectados, sobre todo si su mascota sale mucho al exterior.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: febrero de 2012





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteCentros para el Control y la Prevencion de Enfermedades
Web SiteCuidadoDeSalud.Gov Tome el control del cuidado de su salud.
Web SiteInstituto Nacional de Salud Mental
Related Articles
Los perros y cómo evitar sus mordeduras omo sucede con muchos tipos de mascotas —no importa el tamaño que tengan o si son bonitas o feas— hay que tener respeto por los perros, teniendo en cuenta que son animales que en determinadas circunstancias podrían hacerte daño.
Mordeduras y arañazos Las mordeduras y los arañazos de animales, incluso los más leves, pueden infectarse y extender bacterias a otras partes del cuerpo. Un animal, ya sea doméstico o salvaje, puede transmitir enfermedades al arañar o morder.
Si mi hijo tiene asma, ¿podemos seguir teniendo un animal en casa? Sólo en torno al 10% de la población general es alérgica a los animales domésticos, pero por lo menos el 30% de las personas con asma son alérgicas a los animales. O sea que, si su hijo tiene asma, es una buena idea considerar la posibilidad de que su mascota pueda estar produciendo alergenos que desencadenan los síntomas asmáticos de su hijo.
Si tengo asma, ¿puedo conservar mi mascota? A Laura no hay nada que le guste más que estirarse sobre la peluda alfombrilla de su habitación y acariciar a su gato, Boris. Boris duerme con ella en la cama y se pasa horas limpiándose mientras reposa sobre el alféizar de la ventana. Puesto que los síntomas asmáticos de Laura estaban empeorando, su médico le recomendó que visitara a un alergólogo (alergista). Éste le practicó una prueba de punción dérmica y averiguó que Laura es alérgica a los animales domésticos. En otras palabras, es alérgica a Boris.
Enfermedad por arañazo de gato La bacteria que provoca esta enfermedad, denominada Bartonella henselae, se encuentra por todo el mundo. En EE.UU., se diagnostican cada año unos 22.000 casos de esta enfermedad.
Cómo prevenir las mordeduras de perro La mayoría de los niños no piensan en la posibilidad de que un perro cariñoso y juguetón les podría hacer daño, pero lo cierto es que en EE.UU. ocurren unos 4,7 millones de mordeduras de perro cada año y que más de la mitad de quienes las sufren no alcanzan los 14 años de edad.
Mordeduras y picaduras de insectos Los dos principales riesgos que pueden entrañan la mayoría de picaduras o mordeduras de insecto son las reacciones alérgicas (que en ocasiones pueden poner en peligro la vida del afectado) y las infecciones (más probables y menos graves).
Las mascotas y tu salud He aquí la forma de que, tanto tú como tu mascota, podáis libraros de las infecciones.
La rabia Una persona puede contagiarse de rabia si fue mordida o rasguñada por algún animal portador del virus de la rabia. Si un animal portador de la rabia muerde a una persona, el tratamiento inmediato puede prevenir la enfermedad.
La rabia Una persona puede contagiarse de rabia si fue mordida o rasguñada por algún animal con el virus de la rabia.
La rabia Si sospecha que su hijo pudo haber sido mordido por un animal con rabia, diríjase al departamento de emergencias de inmediato. Cualquier mordedura de un animal, incluso de aquellos que no tienen rabia, puede tener como resultado infecciones y otras afecciones médicas.
Mi mascota ha muerto -¿Qué puedo hacer para encontrarme mejor? Cada día, cuando Elena volvía del colegio, su gato Tomaso salía a recibirla. Entonces ella lo cogía en brazos y lo estrujaba entre sus brazos. Pero un día, Elena llegó a casa y su gato no estaba allí. Su madre le dijo que Tomaso había muerto.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter