Planta cara a las hemorragias nasales

Planta cara a las hemorragias nasales

Read this in English

(Going With the Flow of Nosebleeds)

La mayoría de las hemorragias nasales parecen peores de lo que son. Es decir, las hemorragias nasales pueden ser bastante aparatosas, algo molestas y a veces hasta pueden asustar un poco, pero no suelen ser un problema importante.

Los niños pueden tener hemorragias nasales de vez en cuando o más a menudo. Las hemorragias nasales más frecuentes en los niños suelen tener lugar cerca de la parte anterior de la nariz, en el tabique que separa ambos lados de la nariz (o septo), y suelen empezar en una sola ventana nasal.

A veces las hemorragias nasales empiezan en la parte posterior de la nariz, pero es algo muy poco frecuente y suele afectar a las personas mayores o a quienes tienen hipertensión (tensión arterial alta) o lesiones en la cara o la nariz.

¿Cuáles son las causas de las hemorragias nasales?

La mayoría de hemorragias nasales ocurren cuando unos vasos sanguíneos de tamaño reducido que recubren el interior de la nariz se rompen y empiezan a sangrar. Estos vasos sanguíneos son muy frágiles y están muy cerca de la superficie de la piel, lo que los hace muy proclives a las lesiones.

Las razones más frecuentes son:

Menos frecuentemente, las lesiones que afectan al exterior de la nariz, la cara o la cabeza pueden conllevar hemorragias nasales. Si te ocurre algo semejante, deberías ir al médico inmediatamente. Puedes ayudar a prevenir este tipo de hemorragias nasales llevando un equipo protector o de seguridad adecuado, como cascos para jugar a hockey, rugby, fútbol americano y béisbol o para practicar cualquier otra actividad o deporte que los requiera.

A veces, las hemorragias nasales pueden deberse a un problema en el sistema de coagulación de la sangre, aunque se trata de algo muy poco frecuente.

Si te sangra la nariz

Ya sabes que deberías ir al médico si te empieza a sangrar la nariz a consecuencia de una lesión, por ejemplo, si te han dado un puñetazo en la cara. Pero, ¿y si la nariz te empieza a sangrar sola?

Adopta los siguientes pasos:

He aquí otros casos en que deberías ir al médico o al servicio de urgencias de un hospital cuando te sangre la nariz:

Combatir las hemorragias nasales

Si te gustaría tener menos hemorragias nasales, ¿qué puedes hacer? Sobre todo, no te hurgues la nariz ni te metas nada dentro. Asimismo, evita sonarte con demasiada fuerza y, si tienes alguna alergia que te provoca síntomas nasales, ve al médico para que te la trate. Si consigues controlar la alergia, probablemente no tendrás la nariz tan tapada e irritada.

Cuando el interior de tu nariz esté reseco y te pique, puede ser tentador hurgártela, de modo que habla con tu madre o tu padre para que utilicen una o varias de las siguientes estrategias para mantenerla húmeda:

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de la revisión: enero de 2011





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Related Articles
Cortes, rasguños y rozaduras Los cortes, los rasguños y las rozaduras forman parte de la vida. Averigüemos más cosas sobre ellos.
¿Qué sucede en el servicio de urgencias? Cuando Benjamín tenía 4 años, le encantaba jugar a Batman. Se ponía su capa negra y fingía que volaba por toda la casa. Pero un día, trató de "volar" desde un extremo de su cama hasta el otro. Ben tuvo mala puntería y terminó golpeando su cabeza contra una esquina cortante. ¡Ay!
Tu nariz Una gran hornada de galletas está saliendo del horno -¡qué rico! Tu bolsa de gimnasia llena de ropa sucia lleva allí más de 3 días ¡puf! ¡Tu perro ha estado jugando en la lluvia! ¡puaj! ¿Cómo notas estos olores y hueles muchos más? ¡La respuesta está justo delante de tus narices: por medio del olfato!
Información sobre las fracturas de huesos Tus huesos son muy fuertes – pero incluso las cosas fuertes pueden romperse, Al igual que un lápiz de madera, los huesos pueden doblarse bajo presión, pero cuando la presión es demasiado fuerte o repentina, los huesos pueden quebrarse. Tú puedes romperte un hueso cayéndote de una patineta o de las barras del pasamanos en el parque.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter