Deporte, ejercicio y diabetes

Deporte, ejercicio y diabetes

(Sports, Exercise, and Diabetes)

Si su niño quiere ganar el primer lugar o sólo ir de caminata por tu pueblo, la diabetes no necesita interferir en el ejercicio ni en las competencias deportivas. Aún algunos atletas profesionales, desde un nadador olímpico con la medalla de oro, a un golfista profesional o hasta un lanzador de béisbol de la liga nacional, están relacionados con la diabetes mientras ejercitan y compiten. Su hijo también puede hacerlo. Como cualquiera, la gente con diabetes es más saludable si hace mucho ejercicio. En realidad, el ejercicio puede ayudar a algunos a mejorar el control de su diabetes

La manera en que el ejercicio ayuda a los niños con diabetes

Aquí están algunos beneficios generales y saludables del ejercicio y los beneficios específicos que ofrece para los niños con diabetes:

Todo ejercicio es fantástico, desde pasear con el perro o montar bicicleta hasta jugar en un equipo deportivo. Para maximizar los beneficios, establezca una meta para su hijo de hacer 60 minutos de ejercicios diarios por 5 a 6 días a la semana. Como en cualquier momento de un nuevo estilo de vida saludable, los nuevos hábitos físicos pueden ser difíciles en un principio para que los niños los adopten, pero experimentando los beneficios del ejercicio puede ayudar a los niños a mantenerse firmes en su programa.

Preparándose para el ejercicio

Todos los niños necesitan obtener un examen físico antes de empezar un deporte. Para los niños con diabetes, es importante hablar con el doctor antes que empiecen cualquier nuevo régimen físico que realmente aumente el nivel de actividad de su niño. El doctor de su hijo le hará saber sobre cualquier cambio en el horario de pruebas, los medicamentos y otras cosas que necesitará pensar para el ejercicio o deporte.

Es probable que el doctor dé luz verde a cualquier actividad que su niño quiera empezar, después de todo, el ejercicio es una parte vital para el control de la diabetes. Sin embargo, puede haber consideraciones especiales si su niño está interesado en ciertos deportes riesgosos como escalar en las rocas, el vuelo con ala delta o el buceo. Estos deportes requieren una gran concentración, una buena condición física y la diabetes bien controlada. Si los problemas de la diabetes ocurren y afectan las habilidades de una persona durante estos deportes, puede haber alguna herida seria; de manera que es importante el permiso de un doctor y la preparación apropiada.

Si su hijo está comenzando recién a hacer ejercicios o a practicar deportes, su apoyo emocional también es importante. Si un padre tiene miedo y restringe a un niño a la participación, el padre puede reforzar en su niño el sentido de ser diferente, enfermo o frágil. Es mejor tomar una actitud positiva y dejar que el niño sepa que él o ella puede tener éxito en los deportes con gran esfuerzo, como cualquier otro niño del equipo, con tal que se tomen algunas precauciones extras.

¿Qué pasa cuando los niños con diabetes hacen ejercicios?

Cuando la gente con diabetes hace ejercicios, pueden experimentar una disminución del azúcar en la sangre, llamada hipoglucemia, o la subida del azúcar en la sangre, llamada hiperglucemia.

La hipoglucemia puede ocurrir durante o después del ejercicio, cuando el cuerpo ha utilizado mucho de su azúcar almacenada, especialmente si los niveles de insulina se mantienen altos después de una inyección. Los signos de la disminución del azúcar en la sangre incluyen sudor, mareo, temblor, debilidad, ansiedad, hambre, dolor de cabeza, problemas de concentración y confusión. Casos más severos pueden causar un desmayo o un ataque.

Puede ser que los niños con diabetes necesiten verificar el nivel de azúcar en la sangre y consumir un bocadillo para prevenir una disminución en el nivel de azúcar en la sangre. O si su hijo está comenzando un horario riguroso de ejercicios, como el entrenamiento para algún deporte, el doctor puede recomendar una reducida dosis de insulina para prevenir la hipoglucemia.

Los niveles altos de azúcar en la sangre también tienen que ser considerados antes o durante el ejercicio de los hijos con diabetes. Los músculos necesitan más energía durante el ejercicio de modo que el cuerpo responde con la emisión extra del azúcar o glucosa a la sangre. Si el cuerpo no tiene la insulina suficiente para utilizar la glucosa, el azúcar se quedará en la sangre. Esto puede causar que la persona orine más, lo cual puede ocasionar la deshidratación, especialmente cuando la persona está perdiendo más agua del cuerpo por el sudor y la respiración difícil durante el ejercicio. Otros signos de un alto nivel de azúcar en la sangre incluyen sed excesiva, fatiga, debilidad y visión borrosa.

Hay otras razones para que los niños que tienen la diabetes tipo 1 no hagan ejercicios, si no tienen bastante insulina en su sangre. Si éste es el caso, las sustancias llamadas cetonas pueden presentarse en la orina o en la prueba de sangre. Las cetonas se forman en la sangre cuando el cuerpo no tiene suficiente insulina para poder utilizar el azúcar en la sangre como energía, entonces el cuerpo se ve forzado a quemar grasa como combustible.. Los niveles de cetonas en la sangre pueden subir a niveles altos si las personas con poca insulina en la sangre hacen ejercicios, lo cual pone a la persona en una condición de riesgo llamada cetoacidosis diabetica o CDA (DKA, por sus siglas en inglés). El doctor le indicará cómo hacer la prueba para cetonas si su hijo tiene la diabetes tipo 1, y si es necesario, puede darle a su hijo insulina adicional para poner a su atleta otra vez en acción.

Probablemente el doctor quiera que su hijo verifique los niveles de azúcar en la sangre antes de comenzar a hacer ejercicios. El equipo de personas que cuida la salud de su hijo definirá qué niveles de azúcar en la sangre necesitan atención antes, durante y después del ejercicio, y también le explicará como actuar y retornar a la práctica. Asegúrese que su hijo sepa reconocer los síntomas de hipoglucemia e hiperglucemia, lo cual significa que es tiempo para dejar de hacer ejercicios y seguir las instrucciones del doctor.

Sugerencias de ejercicios para los niños con diabetes

El equipo del cuidado de la salud para la diabetes de su hijo su hijo le ofrecerá sugerencias específicas para ayudarle a su hijo a alistarse para hacer ejercicios o comenzar un deporte, pero aquí están algunos consejos para los niños y adolescentes con diabetes:

Con la aprobación del doctor de su hijo, con un plan claro para prevenir y controlar los problemas y alguna preparación avanzada, ¡Su hijo puede cosechar los muchos beneficios que traen la participación en los deportes y el ejercicio!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: julio de 2012





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Articles
Diabetes tipo 1: ¿Cuál es el tratamiento? ¿Qué recursos resultan útiles para retener toda esta información? Contar con un plan por escrito. Los niños y los adultos que padecen diabetes tienen su propio plan de tratamiento.
Diabetes tipo 2: ¿Qué es? Existen dos tipos principales de diabetes, cuyos nombres no son muy interesantes. Se denominan "diabetes tipo 1" y "diabetes tipo 2." Veamos en qué consiste la diabetes tipo 2, un problema de salud que afecta a niños y adultos.
Diabetes tipo 1: ¿Qué es? La diabetes es una enfermedad que afecta el modo en que el organismo utiliza la glucosa, un azúcar que constituye la principal fuente de combustible para el cuerpo. Así como un reproductor de CD necesita baterías, nuestro cuerpo necesita glucosa para seguir funcionando.
Diabetes tipo 1: ¿Qué es? La diabetes es una condición crónica que necesita atención cuidadosa, pero con algo de conocimiento práctico usted puede ser el aliado más importante de su hijo para aprender a vivir con la enfermedad.
Diabetes tipo 1: ¿Qué es? Quizá conozcas a un niño que siempre come algo durante un partido de fútbol. O tal vez conozcas a alguien que va a la enfermería de la escuela antes del almuerzo para darse una inyección. Existen miles de niños en todo el mundo que pasan por situaciones como éstas cada día porque padecen diabetes tipo 1. ¿Qué es la diabetes tipo 1?
Diabetes tipo 2: ¿Qué es? Cuando se trata de tu cuerpo, es probable que pases más tiempo pensando en tu cabello que en tus hormonas. Sin embargo, en algunas personas, el mal funcionamiento de una hormona que se llama "insulina" provoca una enfermedad conocida como diabetes tipo 2.
Diabetes tipo 2: ¿Qué es? La diabetes es una condición crónica que necesita atención cuidadosa, pero con algo de conocimiento práctico, usted puede hacer que su hijo sea su aliado más importante para aprender a vivir con la enfermedad.
Deporte, ejercicio y diabetes Como todo hijo de vecino, las personas que tienen diabetes están más sanas si hacen mucho ejercicio. También tienen las mismas probabilidades de destacar en el deporte. Independientemente de que aspires a una medalla de oro olímpico o que solo te apetezca salir de excursión por los alrededores, la diabetes no debería ser ningún impedimento.
Deporte, ejercicio y diabetes Las personas con diabetes pueden hacer ejercicio y practicar deporte al mismo nivel que cualquier otra persona. Independientemente de que aspires a un oro olímpico o que solo te apetezca salir de excursión por los alrededores, la diabetes no debería ser ningún impedimento.
Diabetes tipo 2: ¿Cuál es el tratamiento? Las personas que padecen diabetes tipo 2 deben seguir un tipo de plan diferente. Un plan de tratamiento –un plan para manejar la diabetes– ayuda a las personas a controlar su diabetes, así como a mantenerse sanas y activas. Los planes de tratamiento están basados en las necesidades que tiene cada persona en relación con su salud y en las sugerencias del equipo que está tratando su diabetes.
El peso y la diabetes Una dieta balanceada y una vida activa son importantes para que los niños puedan mantener un peso saludable. Pero para los niños con diabetes, esos aspectos son aún más trascendentales. Eso se debe a que el peso influye en la diabetes y la diabetes influye en el peso de una persona.
Diabetes tipo 1: ¿Cuál es el tratamiento? Las personas que padecen diabetes tipo 1 deben seguir un tipo de plan diferente. Un plan de tratamiento –un plan para manejar la diabetes– ayuda a las personas a controlar su diabetes, así como a mantenerse sanas y activas.
Diabetes tipo 2: ¿Cuál es el tratamiento? ¿Qué recursos resultan útiles para retener toda esta información? Contar con un plan por escrito. Los niños (y los adultos) que padecen diabetes tienen su propio plan de tratamiento.
Comiendo afuera cuando su hijo tiene diabetes Para muchas familias puede ser un placer comer afuera. Los niños con diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2 no tienen que renunciar a este gusto, sólo tienen que tener algunas precauciones extras y asegurarse de que escojan comidas nutritivas en porciones razonables.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter