Cómo enseñar a su hijo a usar el 911

Cómo enseñar a su hijo a usar el 911

Read this article in English(Teaching Your Child How to Use 911)

Uno de los desafíos de ser padres es armar a sus hijos con las capacidades para manejar los obstáculos que presenta la vida. Enseñarles cómo usar el 911 en una emergencia podría ser una de las lecciones más simples, y más importantes, que puedan compartir.

Cómo hablar sobre el 911 con los niños

No hace mucho tiempo atrás, había un número de teléfono diferente para cada tipo de agencia de emergencia. En caso de incendio, se llamaba al departamento de bomberos; por un delito, se llamaba a la policía; para una situación médica, se llamaba a un médico o una ambulancia.

Pero ahora el 911 es un número central para todo tipo de emergencia. Un operador de remisión de emergencias recoge rápidamente la información de la persona que llamó y coloca a esta en contacto directo con el personal de la emergencia que se necesite, lo que agiliza el tiempo de respuesta.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Números de Emergencia, el 911 abarca a casi toda la población de los Estados Unidos, pero verifique su guía telefónica o ingrese en Internet para asegurarse de que el 911 es el número de emergencia que debe usar en su área.

Todo el mundo necesita saber cómo llamar al 911 en una emergencia. Pero los niños también deben conocer la información específica sobre lo que es una emergencia. Hacerles preguntas como "¿Qué harías si hubiera un incendio en nuestra casa?" o "¿Qué harías si vieras que alguien está intentando entrar por la fuerza?" le brinda la posibilidad de hablar sobre lo que constituye una emergencia y qué hacer si ocurre una. Los juegos de roles son una manera especialmente buena de abordar diversas situaciones de emergencia y de darles a sus hijos la confianza que necesitarán para manejarlas.

En el caso de niños pequeños, también podría ser de utilidad hablar sobre quiénes son los trabajadores de emergencias en su comunidad (policías, bomberos, paramédicos, médicos, enfermeros, etc.) y qué tipos de cosas hacen para ayudar a las personas que están en problemas. Esto aclarará no solo los tipos de emergencia que pueden ocurrir, sino también quiénes pueden ayudar.

Cuándo llamar al 911

Parte de comprender qué es una emergencia es saber qué no lo es. Un incendio, un intruso en la casa, un miembro de la familia inconsciente: estos son casos que requerirían una llamada al 911. Una rodilla raspada, una bicicleta robada o una mascota perdida no lo son. Aun así, enséñele a su hijo que si tiene dudas y no hay ningún adulto a quien preguntar, haga la llamada. Es mucho mejor prevenir que curar.

Asegúrese de que sus hijos comprendan que llamar al 911 en chiste es un delito en muchos lugares. En algunas ciudades, los funcionarios calculan que casi un 75 % de las llamadas efectuadas al 911 no son llamadas de emergencia. No son todas bromas. Algunas personas accidentalmente presionan el botón de emergencia de sus teléfonos celulares. Otros no se dan cuenta de que el 911 es solamente para verdaderas emergencias (no para cosas como un neumático pinchado o incluso un robo que ocurrió la semana anterior).

Resalte la idea de que cada vez que se realiza una llamada innecesaria al 911, puede retrasar una respuesta a alguien que realmente la necesita. La mayoría de las áreas ahora tienen lo que se denomina 911 mejorado, que permite rastrear una llamada al lugar desde donde se efectuó. Por lo tanto, si alguien marca 911 en broma, el personal de emergencia podría ser enviado directamente a esa ubicación. Esto no solo podría ser de vida o muerte para alguien con una emergencia real en el otro extremo de la ciudad, sino que también es muy probable que el bromista sea atrapado y castigado.

Cómo usar el 911

Si bien la mayoría de las llamadas al 911 ahora son rastreadas, igual es importante que sus hijos memoricen su dirección y número de teléfono. Deberán proporcionar esa información al operador como confirmación a fin de que no se pierda tiempo enviando trabajadores de emergencia a la dirección equivocada.

Asegúrese de que sus hijos sepan que, aunque no deben brindar información personal a extraños, está bien confiar en el operador del 911. Muéstreles algunas de las preguntas que el operador realizará, incluso:

Explique que es normal asustarse en una emergencia, pero que es importante mantener la calma, hablar con claridad y pausadamente, y proporcionar todos los detalles posibles al operador del 911. Si tienen edad suficiente para comprender, también explique que el personal de emergencia puede darles instrucciones de primeros auxilios antes de que los trabajadores de emergencia lleguen a la escena.

Deje en claro que su hijo no debe colgar hasta que la persona del otro lado diga que está bien; de lo contrario, se podrían perder instrucciones o información importantes.

Otros consejos de seguridad

A continuación se mencionan consejos de seguridad adicionales para tener en cuenta:

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: abril de 2013





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Articles
Información para padres y personas a cargo en casos de emergencia El mejor momento para prepararse para una emergencia es antes de que suceda. Complete esta hoja y colóquela cerca de todos los teléfonos. Asegúrese de actualizarla con frecuencia. Como las emergencias pueden suceder también cuando está fuera de casa, lleve una copia de la versión de bolsillo en su billetera, cartera, botiquín de primeros auxilios y en cada uno de los vehículos de la familia.
Números e información de emergencia El mejor momento para prepararse para una emergencia es antes de que suceda. Complete esta hoja y conserve una copia en su billetera, cartera, botiquín de primeros auxilios y en cada uno de los vehículos de la familia. Asegúrese de actualizarla con frecuencia para asegurar una atención médica rápida y eficiente para su hijo.
Qué hacer en un incendio Hablar sobre incendios puede dar miedo, porque a nadie le gusta la posibilidad de quemarse o de que se quemen sus cosas. Pero podrías sentirte menos asustado si estás preparado.
Cuando estas solo ante una emergencia Una emergencia médica significa que una persona necesita ser atendido por un médico inmediatamente. Vamos a aprender lo que se debe de hacer.
¿Se trata de una urgencia (emergencia) médica? Incluso los niños que están sanos se lesionan o enferman a veces. En algunos casos, a usted le entrará el pánico y querrá llevar a su hijo sin perder ni un minuto al servicio de urgencias médicas del hospital más cercano. En otros casos, le resultará más difícil determinar si una lesión o enfermedad requiere la atención inmediata de un profesional de la salud o si puede atender a su hijo usted mismo sin salir de casa.
¿Qué necesita saber en una emergencia? Los pediatras recomiendan que los padres tengan siempre a mano un escrito sobre los datos relacionados con la salud de sus hijos. Esto puede ayudar a que el equipo médico haga diagnósticos más precisos y rápidos cuando el tiempo apremia.
Pedir ayuda: saber dónde están los números de teléfono El mejor momento para prepararse para una emergencia es antes de que ocurra. Asegúrese de que su familia sabe a dónde llamar en caso de emergencia y que sus hijos saben hacer llamadas para pedir ayuda.
Cómo y utilizar el teléfono de emergencias (911) Con estos tres números, puedes contactar con los bomberos, la policía y la ambulancia.
Cuando estás sólo después de la escuela Hoy en día, es común que ambos padres trabajen o que los niños(as) vivan solamente con uno de sus padres, así que una nueva generación de niños(as) permanece más tiempo sin los padres al regresar a la casa después de la escuela.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter