Toxocariasis

Toxocariasis

Read this article in English(Toxocariasis)

Cuando unos parásitos que se suelen encontrarse en los intestinos de perros y gatos infectan a un ser humano, le provocan una enfermedad denominada toxocariasis (o larva migrans visceral). La toxocariasis suele afectar a niños menores de 10 años. Los que están más expuestos a contraer esta enfermedad son lo que se meten cosas en la boca y/o aquellos cuyas familias tienen perros o gatos.

Signos y síntomas

Muchos niños no presentan ningún síntoma pero, si los presentan, estos pueden abarcar: fiebre, tos, resuello o respiración sibilante, dolor abdominal, agrandamiento del hígado o del bazo, falta de apetito, erupción que puede adoptar la forma de urticaria y ganglios linfáticos inflamados.

La toxocariasis también puede afectar a los ojos, provocando reducción de la visión, inflamación alrededor de los ojos o bizquera. Si no se trata, esta enfermedad puede ocasionar lesiones en la retina y pérdidas de la visión.

La mayoría de los casos de toxocariasis no se diagnostican y no provocan problemas. Algunos casos de toxocariasis se diagnostican durante una revisión ocular ordinaria o en radiografías realizadas por otro motivo.

Trasmisión

La toxocariasis es una infección provocada por larvas de unas lombrices parasitarias (Toxocara canis y Toxocara cati) que suelen vivir en los intestinos de perros y gatos. Los huevos de estas lombrices se eliminan a través de las heces de perros y gatos y pueden contaminar áreas del hogar donde juegan los niños. Los niños se pueden tragar estos huevos, sobre todo si:

Una vez dentro del cuerpo, de los huevos salen las larvas que atraviesan las paredes del tubo digestivo y migran hacia el hígado, los pulmones, los ojos y otras partes del cuerpo.

Los expertos en la materia estiman que en EE.UU. aproximadamente el 20% de los perros eliminan huevos de Toxocara a través de las heces. En Gran Bretaña, el 24% de las muestras de tierra extraídas de parques públicos contienen este tipo de huevos. La toxocariasis no se puede contagiar entre seres humanos.

Prevención

Para ayudar a prevenir que sus hijos se expongan a la toxocariasis:

Diagnóstico y tratamiento

Los pediatras suelen diagnosticar los casos de toxocariasis mediante exploraciones físicas y análisis de sangre. De todos modos, es posible que no receten ningún medicamento para tratar una sintomatología leve. Una toxocariasis grave que afecta a los pulmones, los ojos u otros órganos importantes se puede tratar con fármacos antiparasitarios para matar las larvas. Para tratar una toxocariasis pulmonar grave, los médicos a veces recetan fármacos antiinflamatorios.

Un niño que padece una toxocariasis grave debe recibir los medicamentos que le recete el pediatra. Para prevenir posibles reinfecciones, desparasite a sus mascotas y mantenga a sus hijos bien alejados de las áreas donde aquellas defequen. Recuerde a sus hijos que se laven las manos a menudo a lo largo del día, sobre todo después de jugar con las mascotas.

Cuándo llamar al pediatra

Llame al pediatra si su hijo presenta cualquiera de los síntomas de la toxocariasis, como:

Revisado por: Joel Klein, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2011





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteCentros para el Control y la Prevencion de Enfermedades
Web SiteCuidadoDeSalud.Gov Tome el control del cuidado de su salud.
Web SiteInstituto Nacional de Salud Mental
Related Articles
Los perros y cómo evitar sus mordeduras omo sucede con muchos tipos de mascotas —no importa el tamaño que tengan o si son bonitas o feas— hay que tener respeto por los perros, teniendo en cuenta que son animales que en determinadas circunstancias podrían hacerte daño.
Si mi hijo tiene asma, ¿podemos seguir teniendo un animal en casa? Sólo en torno al 10% de la población general es alérgica a los animales domésticos, pero por lo menos el 30% de las personas con asma son alérgicas a los animales. O sea que, si su hijo tiene asma, es una buena idea considerar la posibilidad de que su mascota pueda estar produciendo alergenos que desencadenan los síntomas asmáticos de su hijo.
Si tengo asma, ¿puedo conservar mi mascota? A Laura no hay nada que le guste más que estirarse sobre la peluda alfombrilla de su habitación y acariciar a su gato, Boris. Boris duerme con ella en la cama y se pasa horas limpiándose mientras reposa sobre el alféizar de la ventana. Puesto que los síntomas asmáticos de Laura estaban empeorando, su médico le recomendó que visitara a un alergólogo (alergista). Éste le practicó una prueba de punción dérmica y averiguó que Laura es alérgica a los animales domésticos. En otras palabras, es alérgica a Boris.
Enfermedad por arañazo de gato La bacteria que provoca esta enfermedad, denominada Bartonella henselae, se encuentra por todo el mundo. En EE.UU., se diagnostican cada año unos 22.000 casos de esta enfermedad.
Cómo prevenir las mordeduras de perro La mayoría de los niños no piensan en la posibilidad de que un perro cariñoso y juguetón les podría hacer daño, pero lo cierto es que en EE.UU. ocurren unos 4,7 millones de mordeduras de perro cada año y que más de la mitad de quienes las sufren no alcanzan los 14 años de edad.
Infecciones transmitidos por las mascotas Si se está planteando la posibilidad de tener una mascota o ya tiene una, es importante que sepa cómo proteger a su familia de las infecciones que les podría trasmitir.
Las mascotas y tu salud He aquí la forma de que, tanto tú como tu mascota, podáis libraros de las infecciones.
Mi mascota ha muerto -¿Qué puedo hacer para encontrarme mejor? Cada día, cuando Elena volvía del colegio, su gato Tomaso salía a recibirla. Entonces ella lo cogía en brazos y lo estrujaba entre sus brazos. Pero un día, Elena llegó a casa y su gato no estaba allí. Su madre le dijo que Tomaso había muerto.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter