Consejos de seguridad: gimnasia

Consejos de seguridad: gimnasia

Read this in English(Safety Tips: Gymnastics)

Es la satisfacción de haber realizado una rutina a la perfección. Es la emoción al dar vueltas en las barras asimétricas o balancearse colgado de las anillas. Es la precisión en la barra de equilibrio. Se trata de la gimnasia, y, para millones de personas con sueños olímpicos, es un deporte magnífico y una forma divertida de tener un cuerpo musculoso y tonificado.

Sin embargo, debido a su exigente naturaleza física y a los aparatos fijos, la gimnasia conlleva un verdadero riesgo de sufrir lesiones. Para que todo sea seguro durante la práctica y la competencia, sigue estos consejos.

¿Por qué es importante la seguridad en la gimnasia?

Muchos gimnastas han sufrido lesiones al chocarse y caerse de los aparatos, pero muchas de ellas ocurren también durante los ejercicios de piso. La mayoría de las lesiones son relativamente leves; entre las más frecuentes se pueden mencionar los esguinces de tobillos, las distensiones de muñecas y las lesiones en los pies.

Las fracturas de huesos, las rupturas de ligamentos y las conmociones cerebrales también son peligros que corren los gimnastas, así como los problemas en la zona lumbar, la tendinitis de Aquiles y otros problemas propios de sobrecarga. Además, los gimnastas pueden estar bajo la presión de mantenerse delgados, y las dietas y la nutrición deficientes pueden debilitar a las personas y hacerlas más propensas a lesiones.

Pautas de preparación

Lo que necesitarás a modo de equipo de protección varía según la prueba. Entre los artículos más comunes se encuentran:

Cómo cuidar la seguridad del lugar

Hazte el hábito de controlar que los aparatos en los que ejecutarás tus ejercicios (o donde practicarás) estén en buenas condiciones. El armado también es importante: los equipos tienen que estar bien separados y se deben armar de modo tal que los gimnastas no puedan chocar con otros atletas, con los espectadores o con los aparatos.

Los pisos del lugar deben estar bien acolchados para reducir la fuerza de las caídas en las salidas de los ejercicios. Los tapetes se deben colocar debajo de los aparatos y tienen que estar correctamente sujetos en todo momento.

Cerciórate de que, en todos los sitios donde practiques o compitas, haya servicios de primeros auxilios y alguien que sepa cómo prestarlos. Además, a fin de estar preparado para situaciones de emergencia, debe haber un adulto o una persona con licencia para conducir disponible para trasladar a un atleta lesionado a la sala de emergencias. Llama al 911 para solicitar servicios médicos de emergencia si alguien tiene una lesión en la cabeza o la espalda, pero no intentes mover a la persona que sufrió una caída grave. Ten a mano un teléfono celular o infórmate sobre la ubicación de un teléfono público desde el cual llamar para pedir ayuda médica si es necesario.

Antes de practicar o competir

Al igual que en el caso de cualquier atleta, para los gimnastas es de gran utilidad planificar con antelación. Algunas cosas que debes hacer:

Durante la competencia o la práctica

Cuando practiques una rutina o un truco difíciles o peligrosos, pídele a un entrenador que te observe y esté preparado para agarrarte en caso de una caída. Esto reducirá en gran medida las probabilidades de que te lesiones y te ayudará a aprovechar al máximo el beneficio de la práctica.

Si no estás cómodo con una postura, díselo al entrenador. Se supone que la gimnasia es una actividad divertida. Hacer una rutina con la que no estás cómodo hará que te sientas menos seguro y aumentará las probabilidades de que te lesiones.

Debes conocer y respetar todas las reglas que rigen tu prueba, y siempre saber dónde te encuentras durante las prácticas y las competencias. Parece tonto decirlo, pero tienes que asegurarte de no deambular en un área en la que puedes estar en peligro de chocar contra un gimnasta que está realizando una rutina.

Si tienes un dolor o una molestia mientras haces una rutina, informa de inmediato a tu entrenador. No hagas más gimnasia hasta que el dolor desaparezca o un médico haya revisado la lesión y te hayan autorizado a comenzar con tus prácticas nuevamente. Según dicen, "jugar con dolor" sólo agravará las lesiones. Eso puede dejarte fuera de la actividad incluso durante más tiempo.

Si en tu escuela o gimnasio hay una cama elástica, no pases por debajo cuando alguien la esté usando. No coloques zapatos ni prendas sobre la superficie de lona. Si estás en la cama elástica, asegúrate de que el área circundante esté bien acolchada, y, al caer, siempre intenta hacerlo en el medio de la cama.

Problemas de alimentación

De acuerdo, la bulimia, la anorexia u otros problemas de alimentación no son realmente "lesiones", pero pueden ser la causa. No recibir los nutrientes adecuados puede debilitar a los gimnastas y provocar problemas de salud graves que no se limitan a lesiones.

Es enorme la presión que tiene un gimnasta joven por mantener un físico esbelto a costa de la salud. Si crees que un amigo o un compañero de equipo puede tener problemas de alimentación, no temas informar a un entrenador o un padre. La mejor forma de combatir estos trastornos es tomarlos a tiempo. Informar no significa ser un soplón: quiere decir que eres un amigo de verdad.

Los gimnastas adolescentes están en un punto de su vida en la que lo más importante es seguir una dieta saludable para sus cuerpos en crecimiento. Los trastornos de la alimentación causarán problemas de salud muy graves en el futuro.

Al igual que en cualquier deporte, no perder de vista la verdadera dimensión de las cosas es clave tanto para tu placer como para tu seguridad. Las pruebas de gimnasia pueden ser peligrosas si no prestas el 100% de atención y haces tú mayor esfuerzo. Si no te diviertes o si sientes que estás bajo excesiva presión, toma distancia. Trata de recordar por qué decidiste dedicarte a la gimnasia ante todo. Es un deporte magnífico, y nada supera la emoción y la satisfacción que produce una rutina ejecutada correctamente. Por lo tanto, fíjate como objetivo divertirte y estar orgulloso de lo que haces.

Revisado por: Alfred Atanda Jr., MD
Fecha de la revisión: julio de 2010





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Related Articles
Trastornos alimentarios Los dos tipos más comunes de trastornos alimenticios son la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa (más conocidas como anorexia y bulimia). Estos dos trastornos son difíciles de separar ya que comparten ciertas características: tanto en la anorexia como en la bulimia, la persona tiene una imagen distorsionada de su propio cuerpo. Esta persona vive obsesionada con la comida.
Seguridad en los deportes y el ejercicio Seguir estas normas básicas para prevenir las lesiones ayudará a que todos puedan mantenerse en el juego.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter