Tendinitis de Aquiles

Tendinitis de Aquiles

Read this in English(Achilles Tendonitis)

Kim no hizo gran cosa durante el verano salvo ir de tanto en tanto a la piscina. Cuando iba calzada, solía llevar zapatos de tacón. Pero, en cuanto empezaron las clases, se puso un par de zapatillas de deporte, se inscribió en el equipo escolar para correr campo y empezó a correr tres kilómetros (un par de millas) al día.

Durante la primera semana, Kim notó que le dolía justo encima del talón. A principio, el dolor era bastante leve y siguió corriendo. Pero en poco tiempo el dolor empeoró y no había forma de que remitiera. Kim tuvo que dejar de correr y su entrenador le dijo que fuera al médico. Este le exploró el talón y le dijo que tenía una tendinitis de Aquiles.

¿Qué es una tendinitis de Aquiles y quién la desarrolla?

El tendón de Aquiles se encuentra en la parte posterior del pie, justo encima del talón. Conecta el talón con los dos músculos de la pantorrilla y ayuda a nuestros pies a avanzar hacia delante cada vez que damos un paso.

Si el tendón se hincha o se irrita debido a su uso excesivo, se puede desarrollar una afección dolorosa denominada tendinitis de Aquiles. Si se deja sin tratar, puede convertirse en una afección crónica que acaba imposibilitando la marcha.

Tendinitis de AquilesLa tendinitis de Aquiles es una lesión muy frecuente entre los corredores. Pero también puede darse en jugadores de baloncesto, bailarines y personas que someten a sus pies a tensiones fuertes y repetidas. Puede ser muy dolorosa.

¿Cuáles son los síntomas de una tendinitis de Aquiles?

La mayoría de los casos de tendinitis de Aquiles empiezan lentamente, con muy poco dolor, y luego van empeorando con el paso del tiempo. Entre los síntomas más frecuentes, se incluyen los siguientes:

¿Cómo se diagnostica una tendinitis de Aquiles?

Si sospechas que podrías tener una tendinitis de Aquiles, ve al médico para que no empeore. El médico te formulará preguntas sobre las actividades que has estado practicando y te explorará la pierna, el pie y el tobillo, así como sus rangos de movimientos.

Si el dolor es muy intenso, el médico te explorará detenidamente para asegurarse de que no te hayas roto el tendón de Aquiles. Para comprobarlo, te pedirá que te acuestes boca abajo y dobles la rodilla mientras te presiona los músculos de la pantorrilla para ver si se flexiona el pie. La más ligera flexión del pie indica que el tendón no está completamente roto.

El médico también te podría solicitar radiografías o resonancias magnéticas (RM) del pie y la pierna para comprobar posibles fracturas, desgarros parciales del tendón o signos de afecciones que podrían empeorar con el tiempo.

¿Qué puede ocasionar una tendinitis de Aquiles?

La tendinitis de Aquiles es una lesión deportiva bastante frecuente provocada por la sobrecarga repetida o intensa de ese tendón. Pero las personas que no practican deporte también la pueden desarrollar si someten a sus pies a tensiones excesivas.

Entre los factores que contribuyen a la tendinitis de Aquiles, se incluyen los siguientes:

¿Cómo puedes prevenir la tendinitis de Aquiles?

Adopta los siguientes pasos para reducir el riesgo de desarrollar una tendinitis de Aquiles:

¿Cómo se debe tratar una tendinitis de Aquiles?

La mayoría de los casos de tendinitis de Aquiles pueden tratarse en casa. He aquí lo que debes hacer:

Las operaciones del tendón de Aquiles son muy poco frecuentes. Por lo general, solo son necesarias cuando el tendón se rompe completamente y cómo último recurso, cuando han fallado otros métodos de tratamiento. La mayoría de casos de tendinitis de Aquiles mejoran por si solos con reposo y tratamientos sencillos.

Revisado por: Kathleen B. O'Brien, MD
Fecha de revisión: marzo de 2011





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Related Articles
Lesiones deportivas No te preocupes, no es el fin del mundo —solo el principio de tu proceso de curación. Sigue leyendo para saber en qué consiste ese proceso y cómo debes reaccionar ante una lesión deportiva.
Consejos de seguridad: correr Es un ejercicio magnífico que casi todos pueden practicar, y todo lo que realmente necesitas para comenzar es un buen par de zapatillas deportivas.
Seguridad en los deportes y el ejercicio Seguir estas normas básicas para prevenir las lesiones ayudará a que todos puedan mantenerse en el juego.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter