Consejos de seguridad: el fútbol

Consejos de seguridad: el fútbol

Read this article in English(Safety Tips: Soccer)

El fútbol es el deporte que goza de mayor popularidad en todo el mundo por un buen motivo: es fácil de aprender desde que eres pequeño, así como una buena forma de hacer ejercicio físico. Además, es un juego emocionante, trepidante y muy divertido.

Pero el fútbol es un deporte de contacto donde tienden a ocurrir lesiones. Los choques con otros jugadores pueden provocar moretones e incluso traumatismos craneoencefálicos (golpes fuertes en cara y/o cabeza). Además, al correr en los partidos de fútbol, se pueden producir tirones musculares y esguinces, así como lesiones por sobrecarga.

Para saber cómo mantenerte lo más seguro posible mientras juegas al fútbol, adopta los siguientes consejos de seguridad.

¿Por qué es importante la seguridad en el fútbol?

Hay tanta gente que juega al fútbol en la actualidad que es normal que algunas personas que lo practican se acaben lesionando. Afortunadamente, la mayoría de las lesiones son leves, pero también pueden ocurrir lesiones graves, como fracturas óseas y conmociones cerebrales por traumatismos craneoencefálicos.

El esguince de tobillo es la lesión más habitual en el fútbol; otras lesiones frecuentes incluyen los esguinces y las distensiones de isquiotibiales y de gemelos, las lesiones en la ingle y en las rodillas (incluyendo el desgarro del ligamento cruzado anterior) y las conmociones cerebrales. Además, los jugadores pueden desarrollar lesiones por sobrecarga (o uso excesivo), como las tendinitis, las lesiones en el cartílago de crecimiento (la parte del hueso donde se produce el crecimiento) y las fracturas por estrés, provocadas por el hecho de jugar demasiado o de jugar con dolor.

Recomendaciones sobre el equipo deportivo

El fútbol no requiere un equipo voluminoso para cada jugador, aparte de las espinilleras (o canilleras) y las botas de fútbol. Pero es una buena idea prestar atención a estas importantes partes del equipo antes de jugar:

Antes de entrar en el campo de juego

Iniciar la temporada de fútbol estando en forma no solo te ayudará a ser un mejor jugador, también te permitirá prevenir posibles lesiones. Empieza por hacer ejercicio y alimentarte bien unos cuantos meses antes del inicio de la temporada de fútbol. Mejor aún: haz ejercicio con regularidad y sigue una dieta saludable durante todo el año. Entonces no tendrás que preocuparte de si estás en forma para la temporada.

He aquí algunas otras cosas a tener en cuenta antes de empezar a jugar:

Durante el partido

Conoce y obedece las reglas del fútbol. Jugar mal y de forma insegura es una de las principales causas de las lesiones y, jugando así, solo conseguirás que te saquen tarjetas y tal vez que te echen del partido. De hecho, en algunas ligas de fútbol se inhabilita a los jugadores para partidos futuros si cometen infracciones repetidamente.

Mantén bien alta la cabeza y está pendiente constantemente de tus compañeros de equipo y de los jugadores del equipo contrario. Los choques son más probables cuando se arremete a ciegas por el campo sin prestar atención a los demás jugadores.

Aprende y utiliza las técnicas adecuadas, especialmente cuando cabecees el balón. Al cabecear el balón, es fácil lesionarse la cabeza y/o el cuello si se hace de una forma incorrecta. Si no controlas dónde están los demás jugadores, correrás el riesgo de chocar contra la cabeza de otro que intenta cabecear el balón al mismo tiempo que tú. Y protégete la lengua: mantén la boca bien cerrada y la lengua alejada de los dientes mientras cabeceas.

Si te lesionas o sientes dolor durante el partido, pide salir del campo de juego y no vuelvas a jugar hasta que te haya remitido el dolor. Jugar con dolor podría parecer propio de valientes pero, en el fondo, podría incrementar la gravedad de tu lesión y tal vez mantenerte fuera del campo de juego durante mucho más tiempo.

Unos cuantos recordatorios más

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: marzo de 2014





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2015 KidsHealth® Todos los derechos reservados.
Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com





Bookmark and Share

Related Articles
Lesiones de rodilla Si te has lesionado alguna vez la rodilla, ya habrás comprobado en tu propia carne lo importante que es tener sanas las rodillas para practicar muchas actividades y deportes, y que lesionarte la rodilla te puede suponer tener que estar apartado del terreno de juego durante cierto tiempo. Afortunadamente, hay muchas formas de prevenir las lesiones de rodilla.
Cinco formas de prepararte para la temporada deportiva He aquí unos cuantos consejos para facilitarte las cosas y para que te asegures de que estás preparado para el primer día.
Hacer frente a la competición y a la presión deportiva La presión para ganar puede estresarte hasta el punto de que haya dejado de resultarte divertido jugar.
Conectarte con tu entrenador El hecho de mantener una buena relación con tu entrenador te ayudará a sacar lo mejor del deporte que has elegido.
Los deportes y las conmociones cerebrales En tanto haya gente que haga deportes, habrá conmociones cerebrales de vez en cuando. Pero el uso de un equipo de protección adecuado y jugar correctamente puede hacer menos probable que ocurra una lesión cerebral.
Conmociones cerebrales Las conmociones y otras lesiones cerebrales son relativamente frecuentes. Aproximadamente cada 21 segundos, alguien en EE.UU. se hace una lesión cerebral grave. Una de las causas más frecuentes de conmoción cerebral son las lesiones deportivas.
Seguridad en los deportes y el ejercicio Seguir estas normas básicas para prevenir las lesiones ayudará a que todos puedan mantenerse en el juego.
Developments Developments
Sign up for enewsletter
Get involved Get involved
Discover ways to support Akron Children's
Join the conversation Join the conversation
See what our patient families are saying