Seguridad doméstica: Prevención de quemaduras, descargas eléctricas e incendios

Seguridad doméstica: Prevención de quemaduras, descargas eléctricas e incendios

(Household Safety: Preventing Burns, Shocks, and Fires)

Desde los grifos excesivamente calientes hasta las tazas de café que se vuelcan, las quemaduras son un peligro potencial en todos los hogares. De hecho, las quemaduras (especialmente aquellas producidas por agua y líquidos calientes) son algunos de los accidentes más frecuentes que ocurren en la infancia. Los bebés y los niños pequeños son particularmente susceptibles: son curiosos, pequeños y tienen una piel sensible que exige protección adicional.

A continuación se enumeran algunas maneras importantes de proteger a los niños de las quemaduras, así como de las descargas eléctricas y los incendios domésticos, en su hogar.

En general

Elabore un plan de escape ante incendios con dos salidas de la casa, además de un lugar de reunión designado una vez afuera. Practique regularmente el plan de escape ante incendios.

Prevención

Baño

Cocina y comedor

En el exterior y dentro del automóvil

Prepárese

Si está embarazada o ya tiene niños, es recomendable:

Cómo cuidar la seguridad del entorno y adaptarlo especialmente para los niños

Para revisar los resultados de sus intentos por hacer de su hogar un sitio seguro para los niños, póngase de rodillas en todas las habitaciones de su casa para ver las cosas desde la perspectiva de un niño. Tome conciencia del entorno que rodea a su hijo y de lo que podría ser potencialmente peligroso.

Lograr que su casa sea un sitio totalmente seguro para los niños puede ser difícil. Si no puede implementar medidas de seguridad para proteger a los niños en toda la casa, puede cerrar las puertas (y cubrir los pomos) en las habitaciones donde los niños no deben entrar, a fin de evitar que ingresen a los lugares donde la seguridad no es la adecuada para ellos. En las puertas corredizas, cubrir los pomos y colocar pestillos que sean seguros para los niños también resulta excelente para evitar que los pequeños salgan de la casa.

Por supuesto, qué tan segura o poco segura es su casa para los niños depende de usted. La supervisión es la mejor forma de ayudar a evitar que los niños sufran lesiones. Sin embargo, hasta el padre más atento no puede brindarle a un niño una protección del 100% todo el tiempo.

Ya sea que tenga un bebé, un niño pequeño o uno en edad escolar, su casa debe ser un refugio donde el pequeño puede explorar sin correr riesgos. Después de todo, tocar, sostener, trepar y explorar son las actividades que desarrollan el cuerpo y la mente de su hijo.

Reviewed by: Mary Mondozzi, MSN, RN, CPNP
Date reviewed: enero de 2012





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Articles
Evitando lesiones con las armas de fuego La mejor manera de evitar lesiones y muertes debido al uso de armas de fuego es evitar tener armas de fuego en su hogar y evitar exponer a su hijo(a) a hogares donde existan armas de fuego. Si usted o sus familiares o los padres de los compañeros de juego de sus hijos tienen armas de fuego, proteja a su hijo asegurándose que sigue las siguientes normas tanto en su propia casa como en las casas que su hijo(a) visite
Evitando cortaduras Es normal que los niños sufran de alguna cortadura o raspadura por jugar en el área de recreación para niños pero ellos deben estar protegidos de objetos afilados y peligrosos fuera y dentro de la casa.
Evitando los ahogamientos Llevarse objetos a la boca es una de las maneras que los bebés y los niños pequeños tienen para explorar su entorno. Los ahogamientos de este tipo generalmente son ocasionados por comida, juguetes, y otros objetos pequeños que pueden quedar atrapados en las pequeñas vías respiratorias de los niños - todo lo que pueda caber en su boca se considera un peligro.
Evitando ahogamientos en el agua La seguridad en el agua es importante a cualquier edad pero si usted tiene bebés o niños pequeños en su casa, es crucial.
Evitando accidentes a causa de caídas, intentos para levantarse e intentos para agarrar objetos El potencial para una caída peligrosa o una pequeña caída hacia una esquina puntiaguda puede ocurrir a cualquier edad del niño(a) en cualquier área de su hogar. A continuación detallamos las medidas que usted puede tomar para ayudar a prevenir que su hijo(a) sufra accidentes en el hogar.
Evitando lesiones en la cuna Su bebé permanecerá mucho tiempo en la cuna, tomando siestas durante el día y durmiendo durante la noche. Su trabajo es asegurarse que la cuna sea siempre un lugar seguro. En adición a colocar a su bebé siempre sobre su espalda a la hora de dormir para prevenir el síndrome de muerte súbita en los infantes (sudden infant death syndrome, SIDS), existen varias medidas que usted puede tomar para asegurar un entorno fuera de peligro mientras su pequeño(a) duerme.
Evitando la estrangulación y las trampas Los niños(as) pueden estrangularse o quedar atrapados de la forma menos esperada. Los bebés y los niños(as) han sido estrangulados con cordones de prendas de vestir, cortinas, cables, muebles, y accesorios para niños.
Evitando la sofocación Debido a que los bebés aun no pueden levantar sus cabezas por sí solos, necesitan protección especial para evitar accidentes por sofocación. Los niños pequeños también tienen riesgo de sufrir este tipo de accidentes.
Evitando envenenamientos Desde los fertilizantes hasta los anti-congelantes, medicinas y maquillaje, existen objetos que pueden envenenar dentro de nuestros hogares.
Botiquín de primeros auxilios Un buen botiquín de primeros auxilios, guardado en un lugar de fácil acceso, es una necesidad en todos los hogares. Tenerlo todo preparado con antelación le ayudará a afrontar cualquier urgencia médica sin perder tiempo.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter