La fiebre del dengue

La fiebre del dengue

Read this in English

(Dengue Fever)

Si vives en un país tropical o has visitado uno, es posible que hayas oído hablar de una enfermedad conocida como fiebre del dengue. Esta expresión pueda parecer exótica, pero el apodo que recibe: "fiebre rompehuesos", no suena nada exótico, ¿verdad? Por lo tanto, ¿qué necesitas saber sobre ella?

¿Qué es la fiebre del dengue?

Cosas principales a saber sobre la fiebre del dengueLa fiebre del dengue es una enfermedad infecciosa. Puede cursar con fiebre alta, dolor de cabeza, erupciones y dolor por todo el cuerpo. Aunque puede ser muy dolorosa, no suele matar a los afectados. La mayoría de la gente empieza a encontrarse mejor al cabo de varios días y se recupera completamente en un par de semanas.

En algunos casos, la fiebre del dengue se transforma en una afección más grave conocida como fiebre hemorrágica del dengue. Esta afección puede cursar con hemorragias, vómitos, dolor de abdomen e incluso la muerte. Las personas afectadas por la fiebre hemorrágica del dengue necesitan recibir tratamiento en un centro médico de forma inmediata.

La fiebre del dengue es frecuente en climas tropicales y subtropicales. Es un problema importante en algunos países de Latinoamérica y del sudeste asiático. Aunque es muy poco frecuente en EE.UU, se trata de una afección que puede ocurrir en este país.

¿Cómo se contrae?

Cuando un mosquito pica a una persona afectada por la fiebre del dengue, éste queda infectado por la enfermedad. Y contribuye a propagar la enfermedad a otras personas al picarlas.

La fiebre del dengue no es contagiosa entre humanos, lo que significa que no se puede transmitir de una persona a otra. Puesto que hay varios virus distintos que pueden provocar esta enfermedad, una persona puede contraerla en más de una ocasión.

¿Cuáles son sus signos y sus síntomas?

La fiebre del dengue también recibe el nombre de "fiebre rompehuesos", lo que permite hacerse una idea de lo dolorosa que puede llegar a ser. La enfermedad, de hecho, no rompe ningún hueso, aunque puede dar esa sensación debido al dolor de músculos y articulaciones al que se asocia.

Los síntomas de la fiebre del dengue suelen aparecer de cuatro a siete días después de recibir la picadura de un mosquito infectado. Algunas personas infectadas por el virus no presentarán ningún síntoma. Pero habrá otras que presentarán síntomas durante tres a 10 días antes de empezar a mejorar.

Una persona afectada por la fiebre del dengue puede presentar los siguientes síntomas:

Fiebre hemorrágica del dengue

Las personas afectadas por una fiebre hemorrágica del dengue presentan los síntomas propios de la fiebre del dengue durante dos a siete días. Tras la remisión de la fiebre, pueden experimentar alguno de estos síntomas adicionales:

Si la fiebre hemorrágica del dengue no se trata de forma inmediata, los afectados pueden tener hemorragias importantes y un descenso de la tensión arterial, pudiendo incluso fallecer.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Si presentas cualquiera de los síntomas de la fiebre del dengue, llama a un médico inmediatamente. También deberías llamarle si desarrollas síntomas propios de la infección tras desplazarte a una región donde se dan casos de esta enfermedad.

Para hacer un diagnóstico de fiebre del dengue, un médico (o enfermero) te explorará y evaluará tus síntomas. Te formulará preguntas sobre tus antecedentes médicos y sobre los viajes que has realizado recientemente y es posible que te solicite un análisis de sangre para determinar si padeces la enfermedad.

Si te han diagnosticado una fiebre del dengue, llama a tu médico o acude a un servicio de urgencias hospitalarias inmediatamente en caso de que te empeoren los síntomas o de que te aparezcan nuevos síntomas, sobre todo al día o a los dos días de que te remita la fiebre.

¿Cómo se trata la fiebre del dengue?

En los casos leves, los médicos suelen recomendar beber mucho líquido para evitar la deshidratación, descansar mucho y tomar paracetamol para aliviar la fiebre y el dolor. Las personas afectadas por esta enfermedad no deben tomar medicamentos que contengan ácido acetilsalicílico (como la aspirina) o ibuprofeno, ya que ambos favorecen las hemorragias.

La mayoría de los casos de fiebre del dengue remiten en un par de semanas y no provocan complicaciones a largo plazo. Pero la fiebre hemorrágica del dengue requiere hospitalización, administración de líquidos por vía intravenosa (VI) y una atenta supervisión. Por eso es tan importante llamar al médico o desplazarse a un servicio de urgencias hospitalarias si los síntomas son graves o empeoran al cabo de uno o dos días de que remita la fiebre. (Esta es la forma en que la fiebre hemorrágica del dengue se suele desarrollar.)

¿Cómo puedo prevenir la fiebre del dengue?

Siempre puedes contribuir a prevenir el contagio por fiebre del dengue evitado las picaduras de mosquito. ¡Aunque no es nada fácil! Entonces, ¿qué más puedes hacer?

Si vives o vas a visitar un área donde abundan los casos de fiebre del dengue, te ayudará mucho adoptar las siguientes precauciones:

Todavía no se ha desarrollado una vacuna contra la fiebre del dengue. Puesto que esta infección abunda en las zonas tropicales y subtropicales, adopta las precauciones necesarias cuando visites estas regiones a fin de evitar esta enfermedad.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2011





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Articles
Picaduras de bichos Las picaduras de bichos, por lo general, no son más desagradables que los deberes escolares –un fastidio pero básicamente inocuas. De todos modos, en algunas ocasiones, las picaduras de insecto pueden provocar graves problemas. Deberías saber cuándo basta con ponerse una bolsa de hielo para aliviarse el dolor o cuándo es necesario ir al hospital.
El Virus del Nilo Occidental Por la manera en que succionan sangre, los mosquitos son excelentes candidatos al premio al insecto más molesto del mundo. Si bien la mayoría de los mosquitos son simplemente molestos, un pequeño porcentaje puede transmitir enfermedades como el Virus del Nilo Occidental. Durante los últimos años, se encontraron casos del Virus del Nilo Occidental en animales y seres humanos en la mayor parte de los Estados Unidos.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter